22 de julio de 2011 11:59 AM
Imprimir

Ganado: pese a baja de precios industria no apura compras

URUGUAY : Tacuarembó manda unos 600 obreros al seguro por 3 meses

La oferta de ganado gordo sigue muy escasa y "la frialdad de los frigoríficos es tan grande como la escasez de ganado gordo", dijo el consignatario Walter Hugo Abelenda al momento de definir el mercado. La industria sigue absorbiendo la oferta de ganado gordo que genera desde sus propios corrales de engorde, van cumpliendo los compromisos comerciales con el exterior y rellenan la faena con el poco ganado que va apareciendo, pero no se apura a comprar aún aunque el precio está alrededor de US$ 3,80/kilo. Algunas empresas están cargando el ganado que tenían comprado hace más de 15 días atrás. Por otro lado, las últimas lluvias volvieron a retrasar otros 20 días el engorde de la hacienda en los verdeos. "En Durazno y Florida la oferta de ganado gordo es muy poca", remarcó Abelenda, pero eso hoy pasó a ser el común denominador a nivel de todo el país. Por otro lado, "han salido ganados muy buenos y bien terminados", porque como el precio bajó, "los productores se dedicaron a meterle kilos. De todos modos fue muy poco volumen", explicó el operador a El País. Pero la misma escasez de ganado gordo que hoy se ve en el mercado, también se nota a nivel de novillitos livianos, aquellos que hoy está pidiendo la exportación de ganado en pie. "Todo el mundo estaba pendiente de la exportación en pie y no se encuentra oferta", aseguró Abelenda. Por su parte, Francisco Cánepa (Salto) aseguró a El País que hay frigoríficos más chicos que "están pasando algún precio mejor que las plantas grandes". El precio del ganado se mantiene estable, si bien tuvo una leve corrección a la baja. A nivel de la industria "hay mucha diferencia en las fechas de las cargas que maneja cada planta. Algunas levantan el ganado a los 15 días, otras lo hacen más rápido". Tacuarembó. Ayer se cumplió la reunión entre la patronal del grupo Tacuarembó/Marfrig y el gremio de trabajadores de la carne tras el incendio que sufrió el área de faenado. Al término del encuentro, Ariel Yaques -integrante del gremio- dijo a El País que, "en principio serían unas 600 personas las que la empresa enviará al seguro de paro, al menos por unos tres meses". Como no se afectó el área de elaborados, este sector continuará trabajando sin problemas. Yaques aseguró que la idea de la empresa es volver a levantar el área quemada lo más rápido posible, pero todavía se están evaluando los daños.  El País

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *