24 de julio de 2013 12:10 PM
Imprimir

Uruguay : Comienza la segunda auditoría coreana en frigoríficos

Hoy, a partir de la hora 9, se pone en marcha la segunda auditoría de Corea del Sur, con el cometido de ampliar las plantas frigoríficas habilitadas para exportar carne bovina desosada y madurada. Hasta ahora hay 12 empresas aceptadas.

Tras el envío de los dos primeros contenedores con cortes bovinos desosados y madurados, la industria frigorífica uruguaya todavía está sondeando el mercado de Corea del Sur, pero ya rompió la barrera y entró con el producto en un mercado de alto potencial.

Uruguay fue el único país libre de fiebre aftosa con vacunación que pudo entrar con su carne en este destino, donde compite de igual a igual con Australia, Estados Unidos, Canadá y otros fuertes productores de carne. La apertura de Corea del Sur fue para la ganadería uruguaya la frutilla de la torta y en el mercado mundial, tener luz verde para vender en este destino tiene un tremendo peso político y de marketing.

En diciembre de 2012, tras la primera auditoría, el servicio sanitario coreano habilitó 10 frigoríficos y dos depósitos de frío, pero quedaron más empresas con ganas de integrar el listado de frigoríficos habilitados y en esa instancia no pudieron ser visitadas por los auditores.

Precisamente hoy, a partir de la hora 9, se pone en marcha una segunda auditoría que tiene por cometido ampliar la cantidad de empresas exportadoras; la misión finaliza el próximo 2 de agosto.

Curiosamente, esta auditoría será realizada por dos técnicas del Servicio de Cuarentena e Inspección del Ministerio de Agricultura de Corea del Sur y además de plantas frigoríficas, pidieron para revisar la Estación Cuarentenaria del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

Las auditoras, “van a revisar siete empresas con seis frigoríficos y dos depósitos de frío”, confirmó Francisco Muzio, director de los Servicios Ganaderos del MGAP a El País.

Al tener mayor cantidad de frigoríficos habilitados es probable que cuando los precios y la demanda lo permitan, se haga mayor cantidad de negocios con cortes uruguayos.

“Nosotros nunca pensamos que la apertura de Corea significaría vender mucho volumen, pero sí, que de a poco, íbamos a seguir entrando en el mercado y buscando nichos especiales donde vender. Uruguay en ese destino tiene que posicionarse en nichos de alto valor”, aseguró a El País el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Luis Alfredo Fratti.

Según la opinión del jerarca, la visión de Uruguay debe ser pensar en tener la mayor cantidad de plantas habilitadas y aunque sean partidas pequeñas o pocos contenedores los que se vendan, siempre inciden en los valores promedio de la tonelada vendida por el país.

Por su parte, el broquer Alejandro Berruti, principal de United Breeders y Packers, recordó que hoy este destino no está mostrando mucho interés en importar carne uruguaya. “Hoy sigue temeroso en llevar más embarques desde Uruguay”, pero para el operador, es un hecho coyuntural.

Hay que recordar que los dos primeros contenedores estuvieron retenidos porque hubo un error en el etiquetado que fue rápidamente subsanado, gracias a un rápido despliegue de la Embajada uruguaya en Seúl. Son problemas frecuentes cuando se abre un mercado y hasta que el mecanismo de ventas no comienza a ser más fluido.

Una demanda diferente

Hasta el año 2.000, los importadores coreanos llevaban tendones, huesos y cortes de bajo valor como los garrones bovinos, pero el mercado se cerró al conocerse la aparición de fiebre aftosa en Artigas. Hoy, con el mercado nuevamente operativo, los primeros dos contenedores muestran una demanda diferente, centrada en aguja (con preparación especial), paleta, garrón y algunos cortes especiales del trasero bovino

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *