25 de julio de 2013 18:25 PM
Imprimir

La presión de China generó nuevamente que la soja se desplome en Chicago 4,8 por ciento

La expectativa de que China liquidará parte de sus reservas estatales, sigue ejerciendo presión en la plaza, que por segundo día consecutivo retrocedió acumulando una pérdida del 10 por ciento.

El Gigante asiático anunció el martes que vendería 3 millones de toneladas de soja, como una forma de convalidar los precios del commoditie y más aun cuando éstos mantienen una diferencia de u$s70 por tonelada entre el contrato actual y la de noviembre.

Ayer la oleaginosa terminó cotizando en los u$s511, el retroceso en una jornada fue de 26 dólares, lo que significó una pérdida del 4.8 por ciento. Atrás quedaron los casi u$s600 que en su momento estuvo apunto de pagarse. Desde ese máximo, la caída es del 15 por ciento.

La noticia no es alentadora para los productores argentinos que a la fecha apenas vendieron un 35 por ciento de la soja, cuando a esta altura del año el mismo debería estar por arriba del 50 por ciento. La imposibilidad de hacerse de los dólares sigue siendo el motivo para no vender sus granos.

Pero la baja en los precios de la soja, desde ya, impactaría también en los ingresos al fisco. Sólo una desmejora en el clima de los Estados Unidos, será lo único que haga que cambien las cosas, pero por el momento las perspectivas hablan de buen tiempo.

Frente a ese escenario, un trabajo de la consultora Agripac, adelanta que de mantenerse los precios actuales para la soja, el ingreso de divisas empezara a ver se ya desde el cuarto trimestre del año lo que afectará los ingresos en el 2014.

Según el estudio, las divisas de todo el complejo agroindustrial (granos, subproductos y aceites) tendrá una caída de u$s4.500 millones respecto de lo que se espera para este año. Esto representa un 14 por ciento menos.

Si se lo analiza por el lado de los derechos de exportación, la perdida es de casi u$s1.300 millones. Dicho monto sale de la diferencia entre los u$s9.200 millones que se espera para este año contra los u$s7.900 millones que entrarian el próximo año.

El análsis sostiene que los menores ingresos se deben a la caída en el precio de la soja y trigo a nivel mundial.

Maíz

Las malas noticias también son para el maíz. Un cereal que en la Argentina cosechó este ciclo más de 27 millones de toneladas, marcando un nuevo récord.

Todo indicaba que el periodo 2013/2014 se apostaría nuevamente por el maíz, pero los precios actuales cercanos a los u$s200 “no es valor atractivo ni rentable” para los productores locales, que tienen hoy parada su decisión de siembra.

De continuar éstos precios todo indicaría que las tierras se volcarán aún mas para el lado de la soja, que pese a tener un aumento en los costos sigue siendo la alternativa “más confiable”. Esto podría hacer que no sólo aumente la superficie de siembra sino que la producción aumentaría. La última supercosecha se dio dos periodos atrás cuando se levantaron más de 52 millones de toneladas.

El trigo con mejores precios

La demanda por más trigo por parte de China podría elevar sus precios en un 10 por ciento en los próximos meses. El mayor consumidor de granos busca importarlos desde el exterior, lo que lleva a agricultores en Australia -el segundo mayor exportador mundial- a demorar sus ventas a otros operadores, en espera de precios más altos, señaló la agencia Reuters.

El aumento de importaciones se produce en momentos en que los daños por heladas y lluvias habrían arruinado hasta 20 millones de toneladas de la cosecha de trigo en el Gigante asiático.

Esta noticia podría ayudar a recuperar la rentabilidad del productor argentino, que espera un crecimiento en el área sembrada cercana al 15 por ciento, según analistas privados para la campaña actual.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *