26 de julio de 2013 12:05 PM
Imprimir

El futuro ya está a la vista

A la caída de la soja sólo la frenaría algún problema climático en Estados Unidos. Los productores deben definir su estrategia de siembras mirando las perspectivas de los mercados.

En las últimas semanas, se ha consolidado una persistente baja en el mercado de Chicago, en especial en el precio de la soja. Pero la mayor y más consistente caída del año comercial se produjo ayer, cuando la posición agosto del poroto cerró con bajas de 13,69 dólares por tonelada.

En menor magnitud, pero también significativos, fueron los ajustes de las posiciones futuras más cercanas, como septiembre, que perdió 12,86 dólares por tonelada, o la posición noviembre, que cerró con bajas de 12,04 dólares por tonelada.

El principal motivo de este descenso fue el anuncio de China, que suspendería las compras de soja en forma momentánea, aunque fue mucho más lejos cuando transparentó la posibilidad de que podría llegar a vender parte de sus existencias de soja.

 

El mercado no tardó mucho en asimilar la que, sin dudas, es la noticia del año que muchos esperaban, pero que no querían oír. Se agregan los pronósticos de clima más favorable para la evolución de los cultivos, con temperaturas no tan elevadas y humedad dentro de lo normal.

Nuevamente es China quien maneja el mercado y provoca una de las mayores bajas de la temporada. No sólo hay que prestar atención a la tendencia del mercado en la coyuntura, sino también evaluar muy bien la estructura y lo que nos dicen los factores de oferta y demanda.

En este sentido, hay un dato no menor que sin dudas definirá los precios de la soja en la Argentina, no solamente en el disponible, sino para la nueva cosecha en mayo de 2014. Es la baja de 46 dólares por tonelada que muestra la posición marzo 2014 (451,96 dólares) contra la más cercana, agosto 2013 (498 dólares).

Esta tendencia que muestra Chicago podrá ser la “historia de una baja anunciada” si las condiciones climáticas de las próximas cuatro semanas son favorables para la evolución de los cultivos.

El impacto sobre el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) tampoco se hizo esperar: el disponible cerraba la jornada de ayer a 315,5 dólares por tonelada y la posición futura de mayo 2014 cerraba a 282,5 dólares por tonelada. Jugada ya la cosecha vieja, queda por definir ahora el precio de la ventana del mercado para 2014.

El maíz escapó de la corriente bajista que afectó a la soja, aunque la posición septiembre terminó con bajas de 4,82 dólares por tonelada, mientras que el resto de las posiciones futuras sólo descendieron 0,60 dólares.

Lo más importante para destacar: los futuros lejanos del maíz en Chicago, como julio 2014 (199 dólares por tonelada) muestran una suba de 3,73 dólares con respecto a la posición septiembre 2013.

Esta es una muy fuerte señal para el mercado, ya que el maíz consolida un precio de piso y su tendencia es más hacia la suba. En cambio, sólo podremos escapar de las caídas de la soja si hay algún problema climático en Estados Unidos, ya sea por elevadas temperaturas o por sequía en las próximas semanas.

Otra amenaza es el temible peligro de las heladas tempranas, antes de mediados de octubre. Y si la soja puede ser afectada por el clima, el maíz no escapa a esta misma situación, por lo que habrá que ver cómo se comporta el clima y en forma precisa sobre cada uno de los estados productores.

Cada semana, en esta misma columna, anticipábamos la posibilidad de las fuertes bajas que nos mostraba Chicago. El futuro ya está llegando y no de la mejor manera. Es tiempo de que los productores definan su estrategia de siembras en función de las perspectivas de los mercados y no en función de costos de producción más baratos.

Luego de dos años con caídas en la producción de soja por sequía, no hay margen para tener un nuevo año ahora con chances de márgenes bruto negativos, de acuerdo a cada zona.

*Analista del mercado de granos

 

Ayer en Rosario

Pocas operaciones. Después de cuatro jornadas consecutivas sin escuchar valor abierto por soja disponible, ayer los compradores que asisten al piso volvieron a la carga, dando de forma abierta precio por la oleaginosa. Con un marco internacional que continúa expresando bajas, las ofertas resultaron poco atractivas para los vendedores y hubo pocas operaciones.

Soja. Cae a su menor nivel en 13 meses, ante el fuerte debilitamiento del mercado físico en Estados Unidos. Las fábricas locales ofrecieron 1.630 pesos por tonelada con descarga.

Maíz. Con entrega contractual, la oferta de compra fue por 160 dólares la tonelada.

Girasol. Repitió 1.605 pesos por tonelada con descarga.

Sorgo. La oferta para entrega inmediata fue de 750 pesos

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *