26 de julio de 2013 12:14 PM
Imprimir

¿Está la FDA haciendo lo suficiente para proteger a los consumidores frente a los brotes de Salmonella?

Los consumidores norteamericanos están indignados por la actuación de la FDA respecto al levantamiento de la prohibición de venta de piensos animales contaminados por ciertas cepas de Salmonella. Según la agencia, estas cepas no causan enfermedad en animales, pero las asociaciones de consumidores responden que sí constituyen una amenaza para la salud pública.
La relajación en la normativa referente a la contaminación de los piensos animales por Salmonella no ha gustado nada en muchas asociaciones de consumidores. Tal y como informa Not in my food.org, “ya que la enfermedad producida por Salmonella sigue siendo una de las principales amenazas para la salud pública, esperábamos que la Agencia de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) endureciera la normativa respecto a la contaminación de piensos con esta bacteria. Sin embargo, en lugar de reforzar la protección, ha hecho lo contrario”.

La pasada semana, de acuerdo con la Fundación Food Animal Concerns Trust (FACT), la FDA eliminó la prohibición de venta piensos animales que hayan sido contaminados por ciertas cepas de Salmonella. Esta normativa había protegido al consumidor desde 1967.

La FDA argumenta que la autorización hace sólo referencia a las cepas que no causan enfermedad en los animales. Sin embargo, según la FACT, estas mismas cepas han estado relacionadas con enfermedades en seres humanos, y destaca que hay “importantes evidencias” de que las personas enferman por la presencia de esta bacteria en piensos animales.

La contaminación de los piensos para animales de compañía con cualquier cepa de Salmonella continúa siendo ilegal, porque las personas manipulan con frecuencia el alimento de sus mascotas.

La contaminación por Salmonella es un asunto de gran interés entre los consumidores. Según una investigación del pasado mes de abril realizada por Consumer Reports, un 5 % de las muestras de pavo examinadas estaban contaminadas por la bacteria. Además, algunas de las bacterias que detectaron fueron resistentes a ciertas drogas. La organización de consumidores recuerda, además, que en 2011 un brote de Salmonella en pavo provocó enfermedad en más de 70 consumidores provocando, al menos, una muerte. Así mismo, destacan que la contaminación por esta bacteria no afecta sólo a los consumidores de carne, ya que en 2012 se produjeron casos de contaminación en mantequilla de cacahuete, lo que demuestra que la bacteria puede extenderse rápidamente a otros alimentos.

En opinión de los consumidores norteamericanos, la FDA debería intensificar y no debilitar sus esfuerzos para proteger a los consumidores, por lo que urgen a la agencia a restablecer sus restricciones en todas las cepas de Salmonella en los piensos animales para proteger a los consumidores. 

http://albeitar.portalveterinaria.com/noticia/12422/ACTUALIDAD/Esta-la-FDA-haciendo-lo-suficiente-para-proteger-a-los-consumidores-frente-a-los-brotes-de-Salmonella?.html

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *