26 de julio de 2013 00:14 AM
Imprimir

Maiz : Un frente de tormenta en la nueva campaña

En Córdoba, la Provincia impulsa un plan para aumentar el área sembrada con maíz, pero la baja de precios y la suba de costos complican esa meta.

Los inversores se interesan por la película antes que por algunas fotos sueltas de la coyuntura.

Que un ejemplar de elite, el campeón Braford de Rancho Grande, cotice en Palermo 610 mil pesos (unos 113 mil dólares al cambio oficial) podría situarse entre esas imágenes. O que la Presidenta anuncie una cosecha récord de granos, en este caso al margen de la Rural, donde el Gobierno nacional hace seis años pega el faltazo y no envía funcionarios.

Los actores de la producción que sí están en esa tribuna toman nota más fina de estas novedades. En el caso de la ganadería, el escenario de retroceso es conocido: el país cedió inversiones y pasó del tercer al undécimo puesto como exportador. Los precios de la hacienda se mantienen en niveles de 2011, mientras los costos corrieron con la inflación.

 

El poderoso impulsor agrícola no las tiene todas consigo. Los volúmenes de la cosecha 2012/2013 dieron un respiro luego del traspié climático del año pasado. Pero hay nubarrones cuando se aproxima el inicio de la nueva siembra gruesa.

La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Cereales de Rosario advirtió que los precios complicarán la siembra de maíz. En la región núcleo –sur de Santa Fe, sudeste de Córdoba– las previsiones iniciales muestran en los últimos días una sensible disminución, motivada por la caída de las cotizaciones futuras.

Con este escenario, las decisiones de siembra de maíz entraron en una impasse y la soja tiende a posicionarse como la opción más segura de rentabilidad, incluso a pesar de sus costos crecientes y márgenes más estrechos, dice el informe.

A la Rural de Palermo esta semana también concurrió el ministro de Agricultura de Córdoba, Néstor Scalerandi. Ante los líderes agropecuarios expuso sobre el programa que la Provincia presentó a la cadena de valor para impulsar el área maicera.

El cereal tuvo en la última campaña en la provincia un resultado productivo de casi 10 millones de toneladas, un 44 por ciento más que el fallido 2012 (según cifras de la Bolsa de Cereales de Córdoba).

Scalerandi dijo que el objetivo es llegar a sembrar una hectárea de maíz por cada dos de soja y así cambiar la actual proporción, que está cuatro a uno.

La rentabilidad y el financiamiento figuran entre las comisiones que la Provincia decidió armar con los actores de la cadena; otras áreas harán foco en los proveedores de servicios e insumos y en la comercialización y los usos del maíz.

Los productores, mientras tanto, están en alerta. Preocupa el aumento en los costos de producción y, según la red GEA, los escasos cambios en los valores de los alquileres. A su vez, el escenario electoral y las políticas hacia el sector agregan incertidumbre. Y aunque un par de buenas fotos entusiasmen, la película deja ver más complicaciones en el horizonte.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *