26 de julio de 2013 13:01 PM
Imprimir

Los “gordos del corral” vienen llegando

La oferta del ganado terminado en "feedlot" será más alta que la del año pasado. Si bien eso presionará sobre los precios en pie, no se descarta que aumente la demanda desde agosto.
A medida que avanza el segundo semestre, comienza a aparecer la oferta de ganado gordo proveniente de los feedlots . El mercado hasta ahora está asimilando ese fenómeno sin quebrantos en los precios, aunque todos saben que el grueso aparecerá recién entre agosto y noviembre.
 
El año pasado, entre julio y agosto, el precio del novillo en Liniers perdió 1,20 peso por kilo cuando apareció la hacienda terminada a corral. Este año, los valores del ganado tuvieron un pico de máxima en febrero y luego cayeron en marzo y abril.
 
No son pocos los que piensan que, producida esa baja, el precio del novillo –ya muy deteriorado por la inflación– no tiene mucho más espacio para retroceder: la carne al mostrador, después de dos años de subir menos que la inflación, ha quedado “abaratada” en relación a otros bienes y servicios, pero en especial frente a otros alimentos, como los farináceos (harina, pastas, pan) y lácteos.
 
Los que sostienen esta hipótesis creen que el precio del ganado y de la carne habrían tocado un piso, y que el mercado atravesará el próximo período de sobreoferta sin fuertes caídas en precios.
 
El análisis también pondera que el período electoral como el que viene coincidirá con el pico de oferta del feedlot , por lo que aumentará el gasto público y social. Sostienen también que se está sintiendo en la calle el cobro de los aumentos salariales derivados de las paritarias y del pago del medio aguinaldo. En un período electoral habrá más plata en la calle, y esto coincidirá con los meses en que los que la oferta suba.
 
El año pasado, la faena de julio-noviembre fue 10 por ciento más alta que la correspondiente a los cinco meses precedentes. Este año, además, la faena viene creciendo mes a mes con respecto al año pasado: en enero-junio la matanza fue 11 por ciento más alta que el año anterior.
 
Este otoño, además, el destete fue de 700 mil terneros mayor que el año pasado, y la caída de la demanda de los pocos invernadores que aún sobreviven, hace pensar que una mayor proporción a la habitual del destete fue a parar a los corrales.
 
Si el destete fue más alto que el año anterior, si la proporción que fue al feedlot fue más alta que años anteriores, y si los corrales se cargaron en las últimas semanas con varios cientos de miles de cabezas salidas de las islas del Paraná, se puede concluir que la oferta de ganado terminado a corral será, entre agosto y noviembre, más alta que el año anterior.
 
Balance. En los primeros seis meses, la faena de ganado vacuno habría totalizado 6,13 millones de cabezas, 11,7 por ciento más que en igual lapso de 2012. La producción de carne creció menos (8,8 por ciento), como consecuencia de la caída en el peso medio por animal faenado (226 a 220 kilos).
 
Las exportaciones habrían totalizado unas 97 mil toneladas (res con hueso), 2,8 por ciento más que en la primera mitad del año pasado. De mantenerse esta tendencia, el año cerraría con ventas al exterior por 194 mil toneladas, el tercer registro más bajo en 100 años, sólo superior a 2001 y al año pasado. En cuanto al consumo per cápita , puede calcularse que en el período estudiado se ubicó en los 61,1 kilos contra 56,6 kilos del año pasado.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *