26 de julio de 2013 15:40 PM
Imprimir

El campo habla . . . . . .

... que la exposición de la Sociedad Rural en Palermo concitó el grueso de los temas de la semana, incluyendo los gremiales y políticos, ya que hasta .....................

… que la exposición de la Sociedad Rural en Palermo concitó el grueso de los temas de la semana, incluyendo los gremiales y políticos, ya que hasta la Mesa de Enlace se trasladó por estos días al predio palermitano donde debatieron, almorzaron en el Restaurante central y hasta repitieron “la gran barata”, con distribución de productos alimenticios, previa difusión de los precios que por los ellos reciben los productores. “¡Yo quiero 10 kilos!”, se desesperó una señora ante una montaña de naranjas que lucían un cartel que rezaba: “$ 0,15 el kilo”. Por supuesto que los productos se regalaban y lo único que se pretendía era que la gente se entere cuál es su valor “a campo”. Los dirigentes que estuvieron, como nunca, en cantidad de reuniones, actos y stands seguramente también asistirán mañana, cuando el titular de la Rural, Luis Miguel Echevehere, dé su discurso, el cual se espera sea muy firme sobre la situación actual del campo, aunque deberá incluir también una cuota de esperanza y una apuesta al futuro. Sucede que “las bases” presionan con reclamos ligados a la caída geométrica de la rentabilidad que se está produciendo masivamente en el sector. La conjunción de caída relativa de los precios internacionales, con costos internos en franco y permanente aumento, erosionan la renta de tal manera que más de uno comenzó a “achicar” los planes productivos, desde la ganadería a la agricultura, pasando incluso por la utilización de insumos.

… que hubo, sin embargo, un “faltazo” en la Rural, y fue el de Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria Argentina (FAA). Es que parece que el hombre se hizo una escapada a Pergamino para acompañar a otro federado, Jorge Solmi, de intensísima actividad por estos días con el candidato bonaerense Sergio Massa. La apuesta se proyecta hasta 2015, dicen en los alrededores del hombre fuerte de la FAA, y más de uno se preguntaba si Buzzi va a hacer lo mismo también por Alfredo De Angeli, candidato del PRO en Entre Ríos. De todos modos, estos chimentos, y hasta el extraordinario (para esta época) precio de más de $ 610.000 que se pagó por un toro Braford, quedaban subordinados al análisis económico de la producción. Es que con precios a cosecha que hoy apenas rondan los u$a 160 para la tonelada el maíz y u$s 280 para la de soja, los productores locales aseguran que los números “no cierran”. Para colmo, hay posibilidades de que los niveles bajen aún más si el clima en los Estados Unidos sigue acompañando la que puede ser una extraordinaria cosecha en ese país. A esto se suman las dudas sobre el clima, que castigó fuerte en esta quincena con fríos extremos, al punto de que se dice que en muchas regiones, como en el NOA, la helada fue la peor en más de 60 años, y dañó gravemente a muchas actividades ya jaqueadas, como la citricultura, la caña de azúcar, etc.

…que, para más de uno, esta ecuación determina que hoy la caída de la renta se va acercando peligrosamente a la de la crisis de 2001. Otros sostienen que, incluso para la soja, los resultados ya se ubican en los niveles de las postrimerías de la era Menem. Tal vez por eso (y el obvio malhumor implícito), el exministro de Economía y actual candidato, Martín Lousteau, no se animó a ser de la partida en el grupo de radicales que, liderado por Ricardo Gil Lavedra y Rodolfo Terragno, almorzó en la Rural y disfrutó de algunos de los platos que siguen ofreciendo los hermanos Petersen. El riesgo, para nada menor, era que algunos hombres del sector le recordaran a Lousteau su paso por Economía, allá por 2008, exactamente cuando el Gobierno intentó imponer unilateralmente la Resolución 125. Bastante razón parece tener, al punto de que ya se habla de nuevas medidas de fuerza por parte del campo, ante la falta de respuestas oficiales. Éstas, sin embargo, serían recién para mediados o fines de agosto, después de la PASO, para que el sector no sea acusado de complicar -y politizar- las inminentes elecciones internas que se celebrarán el 11 de agosto.
S.M.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *