27 de julio de 2013 18:11 PM
Imprimir

Recuperan frigorífico en Luján

Tras siete años de permanecer cerrado, el ex frigorífico El Ranquelino volvió a operar, con 50 puestos de trabajo. Los operarios tuvieron su primera jornada laboral tras la obtención de la matrícula de la SENASA que autoriza el procesamiento de la carne vacuna. Con la presencia de productores agropecuarios de la zona y los nuevos […]

Tras siete años de permanecer cerrado, el ex frigorífico El Ranquelino volvió a operar, con 50 puestos de trabajo. Los operarios tuvieron su primera jornada laboral tras la obtención de la matrícula de la SENASA que autoriza el procesamiento de la carne vacuna.
Con la presencia de productores agropecuarios de la zona y los nuevos 50 trabajadores del establecimiento, el frigorífico recuperado Virgen de Luján realizó ayer su primera faena.
En un clima de emoción, los operarios del lugar tuvieron su primera jornada laboral tras la obtención de la matrícula de la SENASA que autoriza el procesamiento de la carne vacuna.
El primer precandidato a concejal por el Frente Para la Victoria Lujanense, Leonardo Boto, acompañó a los trabajadores en la puesta marcha del matadero recuperado, así como encabezó las gestiones ante el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación para lograr la reapertura del lugar y generar las fuentes de trabajo para medio centenar de familias locales.
El tesorero de la cooperativa que administra el frigorífico, Juan José Regalado, no ocultó su entusiasmo por haber vuelto al trabajo y manifestó las expectativas de todo el equipo que llevará adelante las tareas en el lugar: “Queremos llegar a una faena de alrededor de 1.000 o 1.300 cabezas y para eso necesitamos el apoyo de los productores de la zona”, remarcó.
La reapertura del frigorífico Virgen de Luján tuvo el apoyo de los productores ganaderos del distrito, cuyo trabajo en conjunto generará la sinergia que necesita el proyecto. Aníbal Bianchi, titular de la Asociación de Productores Ganaderos de Luján, asistió a la primera faena y en ese marco comentó que “el emprendimiento es beneficioso para la sociedad, por su generación de puestos de trabajo, y es beneficioso para nosotros, los productores, porque el contar con un frigorífico en la zona nos abarata los costos de la faena y el flete. Esto estaba haciendo falta en Luján”.
También estuvieron presentes Rafael Enríquez, el ingeniero en alimentos que trabajó en las gestiones para la habilitación de la planta a nivel nacional y provincial, y estará a cargo de la parte técnica y sanitaria del frigorífico; y Osvaldo Folmer Manzano, técnico del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación que colaboró en el proyecto de reactivación del matadero.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *