29 de julio de 2013 11:10 AM
Imprimir

Creció el riesgo económico de retener la soja por cosecha de EE.UU.

En la plaza local la mitad de la soja aún no se vendió, gracias a las recomendaciones de la Mesa de Enlace.
Según un artículo publicado en Escenarios Granarios, por Adriano Mandolesi, la semana pasada significó un quiebre para el mercado de granos que cumplió las peores predicciones.

Las estimaciones más pesimistas “se concretaron”, señala Mandolesi por “un cambio de tendencia al confirmarse el empalme entre ambas cosechas norteamericanas”.

Tanto soja, maíz y trigo finalizaron la semana con bajas del 4%, 5% y 2% respectivamente para las posiciones correspondientes a la nueva campaña del hemisferio Norte.

Tanto para soja como para el maíz se espera una muy buena cosecha en el país del norte dadas las benévolas condiciones climáticas. Así, en la Argentina, la confirmación de las fuertes bajas en los precios de lso granos “muestra un panorama desolador para los productores argentinos que a la fecha apenas vendieron aproximadamente el 49% de la soja, cuando a esta altura del año, deberían tener vendido más del 70%”. 

“El diferencial de tipos de cambios entre el dólar que recibe el productor y los valores del mercado paralelo sigue siendo el principal motivo para no vender sus granos. Sólo una desmejora en el clima del país del norte logrará cambiar la tendencia y el rendimiento tendrá la última palabra”, señala el artículo.

Las bajas en los precios por la soja resultaron un boomerang para las recomendaciones de dirigentes de la Mesa de Enlace como Luis Etchevehere y Eduardo Buzzi en plena cosecha gruesa, cuando instaban a los productores a retener el grano.

Las bajas registradas en los precios impactaron además en la adquisición de insumos que volcaría nuevamente al productor a sembrar soja en la campaña próxima, aún con márgenes estrechos, en parte por los costos más bajos de producción.

Según el artículo “el productor local se encuentra ante un panorama preocupante y retener la mercadería implica asumir riesgos, tanto por las posibles bajas en los mercados internacionales como por el fuerte atraso cambiario que muestra el sector, principalmente por la falta de señales a modificaciones en la política cambiaría en los próximos meses, factores que afectarán fuertemente la rentabilidad”.

También se advierte acerca de si una baja en los precios repercutirá en la próxima campaña con “una fuerte caída en intención de siembra, teniendo presente que el mercado descuenta cosechas récord para estas tierras en el año entrante”. Sin embargo, se señala que todo apunta “a que la revancha en los precios será la campaña 13/14 Sudamericana”.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *