29 de julio de 2013 16:40 PM
Imprimir

Más soja y menos maíz, por costos

La previa de la campaña gruesa 2013/14 sigue mostrándose cautelosa y se afianza la menor intención de maíz, según señala el último informe semanal de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario. El estrechamiento de los márgenes en todos los cultivos enciende la luz de alerta amarilla e incluso roja. […]

La previa de la campaña gruesa 2013/14 sigue mostrándose cautelosa y se afianza la menor intención de maíz, según señala el último informe semanal de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario. El estrechamiento de los márgenes en todos los cultivos enciende la luz de alerta amarilla e incluso roja. La caída que registran los precios futuros y el aumento de costos -principalmente relacionados al uso del gasoil-, son los principales motivos de este escenario de márgenes ajustados. Y en la elección, la balanza tiende a inclinarse a favor de la soja.
“El costo de implantación del maíz duplica al de la soja y, en algunos casos, si se hace en campo alquilado el cereal resulta inviable”, sostiene el informe. Ante este escenario, la precampaña de soja viene muy firme y hay zonas donde la intencionalidad de siembra señala aumentos de área que van del 10 al 20 por ciento respecto del año pasado.
Desde GEA señalan que las reservas de semilla de maíz e insumos sólo las están realizando aquellos productores que cuentan con campos propios, o aquellos que alquilan pero que acordaron previamente con los propietarios ir a porcentaje del cereal. De esto se desprende que a pesar de que en general los valores de los alquileres se mantuvieron -sobre todo en campos buenos-, siguen incidiendo y se suman también los mayores costos.
“En cuanto a costos, la mayor incidencia se encuentra en materia de combustible, donde el flete ocupa un “primerísimo” lugar. Le siguen los costos de las labores y los gastos de acondicionamiento, en los que también requieren consumo de gasoil”, sostienen. Los insumos como semillas, agroquímicos y fertilizantes son los que menos han influido en este cambio de márgenes. Implantar maíz cuesta el doble que la soja y esta gran inversión inicial es también una gran desventaja para aumentar la intención de siembra del cereal.
Estos márgenes más ajustados, con respecto al año pasado, se observan en todos los cultivos, incluso en la soja. Sin embargo, para la oleaginosa el beneficio es mayor y el riesgo menor, y esta balanza confluye en un significativo crecimiento de la intención de siembra.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *