29 de julio de 2013 23:46 PM
Imprimir

Importaciones de México de carne de bovino

México es un país neto importador de carne de bovino, la cual representa 3.0% del total de importaciones agropecuarias del país. En promedio, durante los últimos cinco años, las importaciones de carne de bovino representaron aproximadamente 10% de la producción nacional. Estados Unidos es el principal proveedor de este producto, participando con 87% del total […]

México es un país neto importador de carne de bovino, la cual representa 3.0% del total de importaciones agropecuarias del país. En promedio, durante los últimos cinco años, las importaciones de carne de bovino representaron aproximadamente 10% de la producción nacional.
Estados Unidos es el principal proveedor de este producto, participando con 87% del total importado por México. Durante el periodo 2000-2009, las exportaciones totales de carne de bovino de Estados Unidos mostraron una reducción media anual de 1.3%, rompiendo con el dinamismo de la década previa (TMAC de 5.6 por ciento). En tanto, las compras de México a Estados Unidos crecieron a una tasa media anual de 3.9% para el periodo 2000-2009, crecimiento muy por debajo del observado en 1990-1999 del orden de 18.9 por ciento.
A lo largo del tiempo, el comercio entre ambos países ha tenido diversas controversias, quizá una de las más importantes sea la acusación de dumping a la industria cárnica de Estados Unidos en 1998, la cual abrió una investigación y derivó en el establecimiento de una cuota de hasta 0.08 dólares por kilogramo de carne importada.
La citada medida dejó de estar vigente en el mercado mexicano a partir del 29 de abril del 2010. Sin embargo, la cuota antidumping no logró detener completamente las importaciones de carne de bovino estadounidense, debido a las variaciones en el monto y el número de empresas a las que se les aplicaba.
En contraparte, el comercio con Estados Unidos se vio afectado en mayor medida por la presencia de la encefalopatía espongiforme bovina, mejor conocida como la enfermedad de las vacas locas. Durante el periodo del 2000 al 2004, las exportaciones de carne de bovino de Estados Unidos a México disminuyeron 34 por ciento.
Así, durante el primer trimestre del 2013, las importaciones de carne se redujeron 28% en relación al mismo periodo del 2012. Una posible explicación se encuentra en el tipo de cambio del dólar, el cual fue relativamente más alto en el 2013 con respecto al primer trimestre del año anterior.
Ante el actual escenario de un dólar más caro se esperaría que las importaciones de carne de bovino se encuentren limitadas, aspecto que abre una ventana de oportunidad para los productores mexicanos.

Lizbeth Uribe es subdirectora de Evaluación de Programas de FIRA. La opinión es del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *