22 de julio de 2011 00:54 AM
Imprimir

Los candidatos, con cartas en la mesa y en la manga

CORDOBA ; A escala provincial, los radicales se pusieron en la vereda de enfrente del proyecto de De la Sota de sustituir el Inmobiliario por una tasa de servicios.

En algo coinciden los candidatos mejor posicionados a la gobernación en Córdoba con quienes, desde la esfera nacional –y en la oposición–, aspiran al sillón de la Rosada: los planteos y posturas en cuanto a que la política para el agro demandará cambios relevantes y no un mero maquillaje en los próximos cuatro años. De lo contrario, advierten, la Argentina seguirá con el motor a media máquina, con otros países emergentes pasándole por arriba en materia de conquista de mercados y de incrementos en la producción de alimentos.Con algunos matices, esto es lo que se advierte en las posiciones que han hecho públicas hasta aquí los candidatos mejor ubicados en las encuestas para suceder a Juan Schiaretti al frente de la administración provincial.Previo al desfile de ayer ante el auditorio preparado por la Mesa de Enlace agropecuaria provincial –con la llamativa ausencia de De la Sota–, las definiciones de los aspirantes a la gobernación sobre la política nacional mostraron más coincidencias que disidencias. Un dato lo corrobora aún más: el capítulo cordobés del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial (PEA), motorizado por el Gobierno nacional, recoge propuestas de cambios de rumbo (especialmente en la política de precios y la intervención de los mercados).Lejos de colocarlo entre las fortalezas y virtudes del “modelo”, el PEA cordobés ubica en la columna de las debilidades “la fuerte intervención estatal”, particularmente en los mercados de cereales (trigo y maíz). Por la misma cuerda, se cuestionan las “políticas públicas que generan incertidumbre” para una mejor evolución de las inversiones y el agregado de valor en origen de las cadenas, uno de los proclamados objetivos del Gobierno.Por afuera del PEA, los principales aspirantes cordobeses a la gobernación –durante una reciente consulta que realizó La Voz del Campo – coincidieron en varios puntos referidos a la política nacional: liberación de exportaciones, establecer una misma política cambiaria para todas las actividades, plan de rebaja y quita de retenciones; rechazo a la presión impositiva vigente y a las intervenciones de mercado.Sin ingresar en esa enumeración exhaustiva, el líder del Frente Cívico, Luis Juez, se pronunció por un proceso de discusión de las provincias de la Región Centro con el Gobierno federal, con el fin de acordar políticas reales de promoción, insertadas en el PEA.El tributo rural. La propuesta lanzada por De la Sota de sustituir el actual Impuesto Inmobiliario Rural por una tasa de servicios dirigida a conformar un “presupuesto agropecuario” con afectaciones específicas tiene enfrente el cuestionamiento de la UCR. Los radicales proponen, justamente, lo contrario: eliminar el actual sistema de tasas y fondos por cuanto “quitan todo tipo de presibilidad tributaria” a los productores.Según Néstor Roulet, ex titular de Cartez, y hoy compartiendo binomio con Oscar Aguad, el esquema de tasas se activa (en más) en función de la menor cantidad de recursos que la Provincia está dispuesta a extraer del Tesoro.Y pone como ejemplo que, hace dos años, los productores aportan $ 90 millones a un fondo de infraestructura paga gasoductos “sin ver resultados y sin saber cuánto se les va a demandar en el futuro”. En consecuencia, resta saber cuál será el esquema de actualización que se impondrá en 2012.Agromeat

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *