30 de julio de 2013 23:43 PM
Imprimir

Innovadora forma de purificar agua usando cáscaras de tomate y de manzana

Uno de los problemas cruciales que afectan al mundo de hoy es la escasez de agua potable. En un intento de disponer de agua limpia a bajo costo, Ramakrishna Mallampati, estudiante de PhD de la Universidad Nacional de Singapur (NUS), experimentó con técnicas de tratamiento de agua con materiales de fácil disponibilidad creando una nueva forma de purificar el agua al usar las cáscaras de manzanas y de tomates.

Escasez de agua potable

La mayoría de las tecnologías de purificación de agua no son accesibles por el alto costo económico que implican. El desafío fue desarrollar métodos de purificación que puedan ser realizados a bajo costo, con un consumo mínimo de energía y utilizando menos productos químicos en el proceso con el fin de reducir el impacto negativo sobre el medio ambiente.

La cáscara del tomate: un eficaz adsorbente para la purificación del agua

La eliminación de la cáscara del tomate y de sus otras materias fibrosas es un desecho económico para muchas industrias de alimentos. Ramakrishna evaluó la efectividad de la cáscara del tomate como un adsorbente utilizando diferentes contaminantes estudiando su estructura para evaluar su eficacia como biomaterial para eliminar los iones metálicos tóxicos y contaminantes orgánicos del agua. Además, consideró factores como el pH, la naturaleza y la cantidad de adsorbente utilizado para la extracción con el fin de establecer las condiciones óptimas bajo las cuáles la cáscara del tomate podría eliminar varios contaminantes del agua.
El estudio reveló que la cáscara del tomate puede quitar eficazmente varios contaminantes del agua como los productos químicos orgánicos e inorgánicos, colorantes y pesticidas.

La cáscara de manzana: una biomasa para purificación de agua

Por otra parte, Ramakrishna también exploró la viabilidad de usar la cáscara de manzana que está fácilmente disponible como residuo biológico. Éstas también pueden eliminar una amplia gama de contaminantes disueltos en el agua a través del proceso de adsorción. Ramakrishna inmovilizó los óxidos de circonio que salen naturalmente en la superficie de las cáscaras de manzana. Las cáscaras cargadas con circonio fueron capaces de extraer los aniones como los iones de fosfato, el arseniato y el arsenito cromado de soluciones acuosas.

Resultados de la investigación en beneficio de comunidades que viven en lugares remotos

Ramakrishna espera que estos resultados puedan ser aplicados en beneficio de los agricultores más desfavorecidos económica y tecnológicamente por habitar en lugares remotos y quiénes dependen de agua subterránea contaminada o de ríos locales para sus necesidades diarias

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *