31 de julio de 2013 11:59 AM
Imprimir

España : El 70% de cooperativas que vende a China se inscribe en el proceso antidumping

Más del 70% de las cooperativas del vino que exportan a China -unas 40 en número- se han registrado ante las autoridades de ese país para colaborar en el proceso antidumping y antisubvención iniciado por el asiático.

Así lo han apuntado fuentes de Cooperativas Agro-alimentarias, que indican el alto grado de seguimiento de esta iniciativa por parte de estas empresas, que han recurrido al mismo gabinete jurídico contratado por la Federación española del Vino (FEV) para este menester o que lo hicieron utilizando los servicios de exportación de algunas comunidades autónomas u otros medios.

El alto grado de registro da muestras de la “colaboración” mostrada por las bodegas, también las cooperativas, para ofrecer toda la información que solicite China y evitar así mayores sanciones -en el caso de que se produzcan-, cuya cuantía será superior para las compañías que no hayan cooperado.

Las mismas fuentes han remarcado la importancia del mercado chino para el vino español, porque las importaciones no han parado de crecer. Así, se ha pasado de unas exportaciones españolas en 2005 de 28,5 millones de litros y 10,5 millones de euros hasta los 90 millones de euros y 70 millones de litros de 2012, remarcan las cooperativas.

Por otra parte, una delegación de Cooperativas Agro-alimentarias, encabezada por su director general, Eduardo Baamonde, y por el responsable técnico sectorial de esta organización, Nicolás Gómez, junto al secretario general de la FEV, Pau Roca, y el profesor Ramón Tamames, se entrevistó por la tarde con el embajador de China en España, Zhu Bangzao, para abordar el procedimiento.

Según las mismas fuentes, China justifica la apertura de las investigaciones en una denuncia de su industria local, que alega que los europeos venden vino allí más barato que en otros destinos occidentales gracias a que reciben subvenciones públicas -como los apoyos de la Política Agraria Común, PAC-.

Fuentes cooperativas no dudan de que este proceso, en origen, es una represalia china a la imposición de la UE de aranceles crecientes a sus paneles solares. Y agregan que el mercado chino es “amplio” y “da para todo”.

Es más, afirman que la producción local china es insuficiente para abastecer a un mercado en crecimiento constante y, además, “no son de muy buena calidad”, por lo que necesitan importar graneles de España u otros europeos para hacer “coupages” o mezclas para mejorarlos dada su “mediocridad” en calidad a nivel general.

Por su parte, los vinos españoles embotellados se destinan a un público de mayor poder adquisitivo -no en el segmento de producciones baratas-, por lo que tampoco debe suponer un problema.

Creen que el sector no se mere ce “pagar el pato” de otras diferencias

Si el contencioso con los paneles solares se ha resuelto de manera amistosa entre la UE y China, las cooperativas quieren que también quede zanjado el que afecta al vino, apostillan. A su juicio, China no debe ver al vino español y europeo como competidor sino “al revés”, porque complementa al país asiático e incluso mejora sus vinos locales, por lo que el sector no se merece “pagar el pato” de diferencias ajenas, en referencia a los panales.

El plazo dado por el Ministerio de Comercio chino (MOFCOM) para el registro de bodegas concluyó el pasado viernes 26 de julio, con alrededor de 400 empresas vitivinícolas españolas registradas (entre cooperativas y empresas privadas), según la Federación española del Vino (FEV).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *