31 de julio de 2013 12:39 PM
Imprimir

¿Hacia donde va la cotización de la soja?

Para noviembre se pactó a u$s441,75 tn y agosto cerró a u$s495,45. Opinan Ricardo Baccarin, Salvador Distefano, Julio Calzada, Fernando Botta y Pablo Adreani.

La soja cerró nuevamente con pérdidas en medio de ventas técnicas y de un clima favorable para las cosechas de oleaginosas en Estados Unidos.

Algunos analistas ven que esta tendencia podría tener mayor desarrollo. De todas maneras, hay que estar muy atentos. ON24 consultó a 5 expertos en el tema para tratar de entender que pasa y que puede ocurrir en el mediano plazo. Asi, respondieron las inquietudes Ricardo Baccarin, de Panagricola, Fernando Botta, de Agrobrockers, Salvador Distefano, Pablo Adreani, de Agripac y Julio Calzada, de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Precios con un marcado “premio climático” que podría irse esfumando

Ricardo Baccarin, dijo que en la medida que el mercado comience a sentirse seguro que las nuevas disponibilidades de mercadería norteamericana se harán presentes, este diferencial entre las cotizaciones tenderá a ajustarse aún más.

El analista de Panagricola subrayó que los precios de esta plaza siguen reflejando un mercado fuertemente invertido, en el que las disponibilidades de la vieja cosecha no abundan, y con la promesa que esta situación se revertirá en pocos meses más. A este panorama, cabe agregar la circunstancia que esta campaña no ha sido adecuadamente aprovechada por los “farmers” para fijar precios en los mercados de futuros. Ellos veían una dicotomía tan marcada entre los precios de vieja y nueva cosecha que aspiraban lograr vender a precios más parecidos a los que cotizaba julio, que a los de la posición noviembre en Chicago. El resultado de esta especulación es que los productores de ese país se encuentran muy poco arbitrados para la nueva campaña.

Baccarin continuó explicando que otro elemento a destacar es la fuerte acumulación de soja y harina de soja por parte de los fondos de materias primas hasta hace pocos días atrás, posiciones que comenzaron a liquidarse a mediados de la semana anterior y provocaron una importante corrección en las cotizaciones.

También, varios analistas estiman que hoy las cotizaciones de cosecha nueva en Chicago siguen incorporando en sus precios un marcado “premio climático” que podría irse esfumando en la medida que las condiciones climáticas se desarrollen normalmente en el curso del próximo mes de agosto, crucial para la actividad de llenado de grano en soja, y una vez finalizada la polinización del maíz en las principales regiones productivas estadounidenses.

“La soja esta en una zona de piso esperando dos grandes informaciones”

Para Salvador Distefano, la soja “esta en una zona de piso esperando dos grandes informaciones”. Como termina la cosecha americana muy abundante, habrá que pensar que cantidad de hectáreas sembrará Brasil.

A mayor cosecha americana, menor precio y ese menor precio invitará a una menor área sembrada en Brasil. Si Brasil siembra menos, será mejor para la Argentina. Si el precio sube y a Brasil no lo satisface, mejor para Argentina.

Podriamos tener U$S 480 / 500 a cosecha. En cualquier caso, si bien es cierto que vamos a una desaceleración del mundo emergente, las materias primas alimentarias no deberian sufrir como las materias primas industriales metalúrgicas. Veo un precio estable.

“Un piso entre los U$S 12 por bushel y volver a recuperar algo” 

Fernando Botta, de Agrobrockers, opina que el precio de la soja deberia estar cercano a buscar un piso en estos valores para la soja noviembre en Chicago, en tanto y en cuanto todavia quedan algunos factores negativos para afrontar. Entre esos factores, los pronósticos de probables heladas en la zona productora de EEUU.

Un factor positivo es que las posiciones abiertas cayeron. Y si los fondos de inversion que se encuentran bastante al márgen de los mercados de futuros, deciden reingresar al mercado, podria ayudar.

Para Botta, en el largo plazo, el partido se juega en Febrero, cuando se confirme la nueva cosecha sudamericana que viene bien en Brasil y la Argentina, que por lo visto hasta ahora será una gran campaña. Por lo pronto, el mercado va a pelear para sostener este nivel de precios y no perforarlo. Al menos por ahora.

“Aparecen algunos datos desalentadores para Argentina”

Entre esos datos, Julio Calzada, de la Bolsa de Comercio de Rosario, apunta la cosecha norteamericana. “Todo parece indicar que en dos meses estará disponible una excelente cosecha norteamericana, la cual podría llegar a oscilar en 93 millones de toneladas, casi 11 millones de toneladas más que en la campaña 2012-2013”.

Si para marzo/mayo 2014 en Sudamérica las cosechas de soja son récord, la situación puede ser más holgada aún, en cuanto a la disponibilidad de la mercadería. Habrá que esperar la siembra en Brasil y Argentina en los próximos meses. “Nuestros hermanos brasileños pueden llegar a repetir la excelente producción de la campaña 2012-2013 que alcanzó 82 millones de toneladas, casi 16 millones de toneladas más que en la campaña anterior 2011-2012”, apuntó Calzada.
 
También habrá que ver si Argentina repite las 48,3 millones de toneladas de la última campaña. “Tal vez podría superarse esta cifra, si los productores argentinos deciden sembrar más soja y no priorizar el maíz”. Habrá que ver las condiciones climáticas en sudamérica al momento del desarrollo de los cultivos.

Por último, Julio Calzada advirtió que en el mediano y largo plazo, como un factor importante que podría inducir a la baja a los precios, es el menor crecimiento de la economía China, del 10% anual al 7,5%, por su importancia como comprador de poroto de soja  a nivel mundial.

“Chicago enfrenta una de las corrientes bajistas mas profundas de los ultimos años”.

Para Pablo Adreani, de Agripac, en esta oportunidad la baja se da por una serie de factores que tienen que ver con las perspectivas de una excelente cosecha de soja en EEUU (a pesar de la menor superficie de siembra y menores rindes que pueda anunciar el USDA en su informe del mes de Agosto). Y una menor demanda por parte de China, principal comprador mundial de soja. “Los chinos olfatean que esta todo bien en Estados Unidos y estan amagando incluso con vender parte de sus existencias”, advirtió Adreani.

Para el analista de Agripac, el gran riesgo en Argentina es que la soja disponible perfore los 300 u$s/ton y la soja nueva cosecha Mayo 2014 busque un rango de ventana de 250-270 u$s/ton. Con este precio futuro todo el NOA Y NEA deja de ser rentable y mas de 4 millones de hectareas pueden entrar en pérdida.

“Hay que seguir bien de cerca la evolución del clima en Estados Unidos estas próximas tres semanas, y la posiblidad de heladas tempranas en Octubre, que puedan perjudicar los cutlivos de soja”, apuntó. Para Adreani, estos son los únicos factores alcistas que se vislumbran en el corto a mediano plazo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *