23 de julio de 2011 07:18 AM
Imprimir

El marketing de los campeones

La venta de reproductores necesita un rol activo de las asociaciones de criadores; una apuesta fuerte por los remates con cenas show para lograr el mejor posicionamiento.

Además de tener una especie de final del mundo con los mejores animales de cada raza, hasta Palermo llega otro partido, colorido, apasionante y pintoresco: el partido de las asociaciones que integran las principales razas.Angus, Hereford, Brangus y Braford, las cuatro principales son, vía sus asociaciones, como grandes clubes. Como clubes tienen a los cabañeros y criadores jugando en su equipo. Compiten entre ellos por ver quién logra posicionar mejor a su raza.Y hay una competencia sana, constructiva y también divertida de una raza con otra. Compiten por los espacios en el predio, la cantidad de animales que traen, una foto en un diario, el marketing y ahora hasta la organización de cenas show que le dan un agregado de valor a los remates en Palermo.Nada queda librado al azar en una actividad que vuelve a estar en alza, donde todos pretenden jugar en primera y nadie quiere irse al descenso.¿Hay un Boca-River en la ganadería? ¿Angus y Hereford tienen su clásico? ¿Lo tienen también Brangus y Braford?"No nos vemos como un Boca-River; somos todos amigos", dice Alberto Guil, presidente de Angus. Aunque agrega: "La competencia con las demás razas existe, pero es indudable que Angus se transformó en la raza líder".Guil se muestra orgulloso por la importante presencia de la raza en el pabellón de bovinos. "Tenemos 511 animales, todo un récord", dijo a LA NACION.Un destacado ex directivo de la raza, que en los últimos días se paseaba por la muestra expresaba, un poco en broma y otro tanto en serio: "Pronto todo el pabellón va a ser para nosotros".Desde Hereford, Juan Bullo y Esteban Luciano Louge, director ejecutivo y presidente, respectivamente, no parecen preocupados por la cantidad de animales que trajo la otra raza de origen británico."A Palermo tiene que llegar lo mejor, no necesariamente la cantidad", expresó Bullo. Y conociendo que en la Patagonia la presencia de Angus es incipiente, añadió: "Del Río Colorado para abajo es todo Hereford, además de otras provincias".Este año, la raza, originaria del condado de Herefordshire, en Inglaterra, tiene 166 animales en Palermo. Es una cifra mayor a los 94 del año pasado, cuando la sequía había afectado su presencia, sobre todo de cabañas del sur bonaerense.Todos coinciden en que hoy Angus es la principal raza del país. Pero el segundo puesto parece bastante disputado."Nos consideramos una de las dos principales razas", cuenta Bullo, de Hereford.Desde Braford, Eduardo Martínez Ferrario, vicepresidente segundo de la entidad, tiene otra opinión. "Hoy Angus es la número uno y nosotros decimos que somos la segunda", señaló.Pero Bullo retruca: "Imposible que sean segundos". Y agrega, sabiendo que la base del Braford es el Hereford: "Las razas sintéticas son una forma de criar las británicas en el Norte y eso es una gran condición".Quien tercia en esta historia es Martín Goldstein, ex presidente de Brangus. "Hay más Brangus que Braford en el país", sentencia. "Eso no está demostrado", contesta Ferrario.La paridad en la competencia quedó demostrada este año en Palermo: la raza Brangus salió a la pista con 125 animales y Braford con 120.Para todas las razas, la cuenta de los animales es sin considerar las crías. Pero alguien alguna vez, en otra edición de Palermo, contó las crías y los números daban que una raza tenía más que otra.Pero para Goldstein "no es Boca-River". "Somos dos excelentes herramientas para el Norte y hay espacios para las dos. Nos complementamos. De hecho, hacemos Expo Bra (la muestra organizada por LA NACION con Braford, Brangus y Brahman en Santiago del Estero)."Hay una sana competencia; una integración", apuntó Ferrario.Angus y Hereford también realizan una exposición en conjunto con LA NACION.Y hay más: criadores de una raza tienen la otra y lo mismo pasa con Hereford y Angus, donde muchos tienen las dos razas. "En realidad, todos estamos en una comunidad que busca producir más", afirmó Guil. "La ganadería no depende de una u otra raza, sino de todas y la complementariedad", agregaron Bullo y Louge.A puro show Los remates con cenas show se han convertido en otro ámbito de la competencia de las asociaciones por promover sus razas en la muestra de Palermo. En 2003, Brangus innovó y desde ese momento sus remates en Palermo se hacen con una cena para más de 650 personas.En otras ediciones llegaron a hacer espectáculos musicales y en esta Palermo decidieron ir por más. Incluyeron a Andrea Frigerio como conductora en la entrega de premios y homenajes junto a Iván O’Farrel, el encargado del remate."El Brangus Show agrega valor y genera precios más altos que un remate convencional", precisó Gold- stein.Con la "Noche Hereford", esta raza se sumó este año a una iniciativa similar, con más de 700 invitados. Louge y Bullo explican: "Esto no es sólo marketing. Es un agasajo a los expositores, a los que nos acompañan y a los que siguen en la actividad".Angus hace una cena para la venta de hembras. Por su parte, Braford también ya incursionó en un método similar para sus ventas en el restaurante central.EMPRESARIOS Y FUTBOLISTAS EN EL NEGOCIO Empresarios de otras actividades. Según cuentan en las diferentes asociaciones, la mayoría de sus integrantes son criadores o cabañeros que tienen un origen netamente agropecuario. Sin embargo, también han puesto un pie hace un buen tiempo en este sector empresarios que procedían de otras actividades. Entre otros, se destacan los casos de Alberto Guil (ex supermercados Norte), Juan Carlos Relats (del rubro construcción y concesiones públicas con Brangus y Braford), Fabio Clebañer (construcción y Brangus y Braford), Eduardo Eurnekian (Aeropuertos y Brangus), Martín Goldstein (servicios y construcción), Antonio Fares (servicios y Braford), Hugo Sigman (laboratorios y Angus/Hereford), Carlos Reyes Terrabusi (ex de la alimenticia homónima y ahora con Hereford y Angus), y Gabriel Romero (de Hidrovía y criador de Hereford y Angus). Por otra parte, el reconocido cabañero Horacio La Valle tuvo, antes de dedicarse a la actividad, una destacada trayectoria en Gancia, donde hizo carrera y llegó a ser vicepresidente ejecutivo. Por otra parte, en Braford está el empresario Juan C. Born, que allí se desempeña como vicepresidente primero.Del gol a la cabaña de Braford. Además de empresarios, en este sector hay otras personalidades conocidas. El ex jugador de fútbol Gabriel Batistuta y su padre, Osmar, tienen desde fines del año pasado una cabaña de la raza Braford, denominada Los Tábanos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *