2 de agosto de 2013 11:33 AM
Imprimir

“En el período Kirchner desaparecieron cerca de 7.000 tambos”

Lo dijo Carlos González, miembro de la Mesa Nacional Lechera. Y aclaró que se mantiene la producción porque aumentó el tamaño de los que quedaron.

Los pequeños y medianos productores lecheros no atraviesan un buen momento. Al precio que se estableció en torno a los 2 pesos el litro, se le vienen encima los costos que aumentaron notablemente. “En números redondos, el productor hoy está recibiendo alrededor de 2$ por el litro de leche, pero mientras eso es un 30% más que hace 2 años, en ese lapso por ejemplo, el gas oil valía la mitad o menos que hoy”, remarcó Carlos Gonzalez, hombre de la Federación Agraria Argentina y miembro de la Mesa Nacional de Lecheria.

Por otro lado, en la góndola, la inflación acompaña a los productos lácteos y a veces la supera. Algo que no le ocurre al productor. “La diferencia que hay entre la góndola y el productor es un abismo, y cada vez se acentúa más”, apuntó Gonzalez.

Consultado sobre la situación del sector, el dirigente federado destacó que “hoy solo quedan los grandes tambos, que tienen diversificada su producción y pueden aguantar; en el periodo Kirchner, para marcar un lapso, han desaparecido cerca de 6.000/7.000 tambos. Es un 50% de los tambos que hay en la Argentina. Lo que pasa es que la producción se sostiene porque han aumentado el tamaño de los que quedaron. La concentración es muy grande, y generalmente tienen una explotación muy diversificada. Hacen agricultura en gran escala, en algunos casos ganadería, y así aguantan y tienen más espalda, pero el chico está al horno”, señaló en diálogo con Radio Colonia.

“Si esto sigue así, aunque bajen un poco los alquileres, no queda ninguno (productor chico)”, agregó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *