23 de julio de 2011 08:02 AM
Imprimir

LOS EXPORTADORES DE PESCADO PREOCUPADOS POR LA CUESTION DEL CUPO

Preocupa al sector de exportadores de pescado la cuestión del cupo • La resolución de la Presidencia de la Nación por la que se dispuso la suspensión de las exportaciones, hasta tanto se designen los cupos, generó preocupación en los industriales entrerrianos.

Notificados del decreto 32.195, el que fue publicado en el Boletín Oficial del 20 de julio, los cuatro frigoríficos de pescado radicados en Entre Ríos, hicieron oír sus reclamos y hasta amenazaron no sólo con “suspender” la compra, lo que perjudicaría a los pescadores, sino también al personal de las plantas frigoríficas, en caso de no poder exportar. Pero todo quedó sin efecto en las primeras horas de la tarde de ayer, cuando fueron notificados que van a poder seguir vendiendo a los mercados internacionales hasta que se fijen los cupos. La cantidad de toneladas que le corresponda a cada provincia, será analizada el 3 de agosto por la mesa de pesca continental de la Argentina, reunión que se llevará a cabo en Resistencia, Chaco, donde se conocerán los cupos de exportación y cuáles serán las especies que se podrán exportar. Según trascendió tanto Entre Ríos como Santa Fe tendrán el 46,5 por ciento del cupo exportable, lo que equivale casi 7.000 toneladas para la especie sábalo. Si bien la normativa sigue vigente, Raúl Müller, apoderado legal de la firma Lión City de Diamante, informó a EL DIARIO, que “recibimos la notificación que nos permitirán seguir vendiendo, cosa que nos deja más tranquilos, ya que teníamos unas 300 toneladas de pescado vendidos y a punto de exportar. Igual queremos que se defina la situación y que nos digan cuál va a ser el cupo para la provincia y para cada firma”. “Nos informaron que si bien el 3 de agosto se va a informar, la medida tendrá retroactividad, es decir se nos descontará la cantidad que ya vendimos al exterior, de acuerdo con la cuota que se nos asigne”, indicó Müller. La cuenca del sábalo está compuesta por Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires, pero las dos primeras se reparten el 93 por ciento de ese recurso exportable, es decir 6.975 toneladas, mientras que a Buenos Aires le corresponderán 1.050 toneladas, el restante 7 por ciento. El 14 de julio pasado, el Poder Ejecutivo Nacional dictó el decreto 1.074/2011, por el que dispuso que sólo se podrán exportar: sábalo, surubí, tararira y boga, aunque no se estableció la cantidad de cada una. Esa tarea estará a cargo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, cuando la mesa de pesca continental brinde el informe sobre el estado del recurso. “A nosotros nos llegó una resolución que decía con carácter de urgente y de estricto cumplimiento que no podíamos exportar hasta tanto no se asignen los cupos, es decir hasta después del 3 de agosto. Es decir, nos suspendían la exportación hasta que no se dispongan los cupos y esto nos causó mucha preocupación, porque de un día para otro no pueden suspender las exportaciones. Es decir, literalmente no estaban, con ese decreto, paralizando la actividad, que no sólo perjudica al frigorífico sino al pescador. En el caso de Diamante en forma directa e indirecta estaba afectando a unas 500 familias”, señaló Müller. En el caso de la firma diamantina ayer tenían dispuesto despachar un embarque con 300 toneladas de pescados a los mercados extranjeros. Parte de esa mercadería está destinada a Colombia, Brasil, Bolivia y Nigeria, principales compradores de pescado argentino.

• Normativa El decreto presidencial tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2012 y también se estableció –por eso el enojo de los empresarios del sector pesquero– que desde ayer, es decir 21 de julio, “no se deberán emitir certificados sanitarios de exportación a mercaderías que no se encuentren dentro de los alcances del decreto, lo cual debe ser avalado por la correspondiente autoridad competente provincial”.

• ControlSegún quedó establecido en el decreto Presidencial, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura va a evaluar, en forma periódicamente, el estado de los recursos involucrados y será la encargada de recomendar la extensión de los cupos de exportación a otorgar. En los considerandos de la norma se recuerda que la Ley Nº 26.292 declaró el estado de emergencia de la actividad “pesca de río” en el río Paraná por el término de un año a partir de la fecha de su sanción, ocurrida el 7 de noviembre de 2007. Luego, mediante decreto Nº 931 de fecha 21 de julio de 2009, se dispuso una limitación a las exportaciones de las especies provenientes de la Cuenca Parano-Platense (ríos de la Plata, Uruguay y Paraná), hasta el 31 de diciembre de 2010. Asimismo, se señaló que los últimos estudios de la Comisión de Pesca Continental y Acuicultura del Consejo Federal Agropecuario revelaron que la especie sábalo, como también sus principales acompañantes, se mantienen en un estado sostenible, se debe mantener la política de tutela de los recursos. En ese sentido, ese informe aconsejó –y así se indicó en el decreto– que se debe mantener la tutela para lograr “una completa recuperación de las pesquerías” y por lo tanto debe reglamentarse el régimen de exportaciones.

• Mercados “Lo que más exportamos es sábalo, pero en estas últimas campañas hemos tenido más tararira, por lo menos en el departamento Diamante. Por eso no estamos de acuerdo que también se disponga de cupo para las otras especies”, se quejó el apoderado legal de la empresa de Diamante. “Hasta ahora la exportación estaba liberada, pero ahora habrá restricciones y también se dispondrán cupos para otras especies, que hasta ahora sólo era para el sábalo. Espero que se revea esta situación, porque de lo contrario habrá muchas familias sin trabajo”, acotó Müller.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *