2 de agosto de 2013 16:28 PM
Imprimir

Maíz: El Gobierno estudia devolver las retenciones para incentivar la siembra

Si bien aún se desconocen los detalles de la medida, se habla de reintegros parciales bajo una modalidad similar a la implementada con el trigo. En el kirchnerismo creen que de esta manera lograrán generar un impacto positivo en el mercado. La inflación interna está dejando fuera de partido a los productores que alquilan.

Desde hace algunos días atrás una de las principales preocupaciones entre los operadores del sector agropecuario pasa por el complicado momento económico que atraviesa el mercado local de maíz de cara a la próxima campaña 2013/14.

La cuestión es que la incertidumbre que reina en el campo llegó a oídos de algunos funcionarios del Gobierno nacional que, según pudo saber La Política Online, estudian por estas horas la posibilidad de anunciar un reintegro parcial de retenciones.

Si bien aún se desconocen los detalles de la medida, fuentes oficiales confiaron que en el Ministerio de Agricultura quieren incentivar la siembra del cereal (aunque la última palabra la tendrá el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno).

Se trataría, en rigor, de una medida similar a la que anunció la presidenta Cristina Kirchner con el trigo cuando prometió que devolverá la totalidad de los derechos de exportación a los productores mediante la conformación de un fideicomiso.

“Cristina quedó muy conforme con el anuncio hecho para el sector triguero; por eso creemos que esta idea será bien recibida”, contó a este medio un importante funcionario kirchnerista que prefirió no revelar su nombre.

“Todavía no se sabe si será una devolución total o parcial”, agregó la fuente. Cabe destacar que el maíz tiene actualmente un derecho de exportación nominal del 20 por ciento (aunque la retención efectiva es mucho mayor por los “descuentos” privados).

Al parecer, en el Gobierno planean realizar el anuncio antes de las próximas elecciones legislativas del 27 octubre en las que el kirchnerismo se juega buena parte de su futuro político de la mano de su candidato en Buenos Aires, Martín Insaurralde.

Un mercado complicado

Pero, ¿por qué el kirchnerismo estaría dispuesto a resignar ingresos reduciendo la carga fiscal a los productores agropecuarios?, fue uno de los interrogantes que planteó LPO a los que entienden del tema.

Sucede que a la baja de precios que viene registrando el maíz en el Mercado de Chicago (CBOT), se sumó ahora una importante suba de costos internos que está haciendo dudar a muchos productores en el marco de la pre-campaña maicera.

“Los precios de los alquileres, sumado a los mayores costos, y tomando en cuenta los rindes normales de algunas zonas, no alcanzan a dejar márgenes de rentabilidad positivos”, advierte un reciente informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“Implantar maíz cuesta el doble que sembrar soja: esta gran inversión inicial es también una desventaja importante para aumentar la intención de siembra del cereal”, agrega el documento de la entidad rosarina.

Así las cosas, la principal preocupación de los productores pasa por las subas que viene registrando el precio del gasoil -que en el interior cuesta entre 8 y 9 pesos por litro- y, por ende, el impacto en la tarifa final de los fletes.

La inflación interna que registran los insumos también juegan su partido: si bien en comparación a otros costos no influyen de manera decisiva, los valores de las semillas, los agroquímicos y los fertilizantes aumentan en dólares todos los años.

Además, otro factor que juega en contra tiene que ver con que a la fecha no se habilitó una sola tonelada del cupo exportable de 16 millones de toneladas de maíz correspondientes al ciclo 2013/14 que anunció Moreno en el mes de junio.

De esta manera, en el mercado estiman que, de continuar las actuales condiciones de mercado, la próxima siembra de maíz (que comienza en octubre/noviembre) va camino a convertirse en un verdadero fracaso.

Por último, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la cosecha de maíz 2012/13 (que está a punto de terminar) se ubicará en torno a las 24,8 millones de toneladas, una cifra 15 por ciento superior a la registrada en el ciclo anterior.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *