2 de agosto de 2013 17:30 PM
Imprimir

Sin harina, tampoco hubo MASSA ! ! !

La AUSENCIA del intendente de Tigre en Palermo generó en el agro algunas reservas sobre el rol opositor del precandidato del Frente Renovador

A menos de 10 días para las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso), el campo se ha metido de lleno en la campaña. Basta con ver sus gestos y sus acciones para certificar que su toma de posición es contraria al Gobierno nacional y en favor de un cambio de modelo que los candidatos de la oposición se encargan de ofrecer, pero sin mucha contundencia.

La voz de que el agro pretende una modificación del rumbo la alzó el sábado pasado el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, durante la inauguración de la 127ª Exposición Rural de Palermo. Criticó a la administración de la presidenta Cristina Fernández sin eufemismos.

Las acusaciones de corrupción y de falsear la realidad con datos tergiversados fueron los focos a través de los cuales la Rural se pronunció ante los ojos de la sociedad urbana; más allá de los reclamos puntuales y reiterados por las 10 millones de cabezas que la ganadería perdió en la última década, de la desaparición de seis mil tambos y de haber regresado en la última campaña a la misma superficie triguera que hace 110 años, un déficit que se notó en los últimos meses en la producción de harina y en el precio del cereal.

Mientras el titular de la Rural iba hasta el hueso con sus fundamentos en contra del Gobierno nacional, la oposición presente en el predio de Palermo buscaba hacer causa común con la postura del agro, que parece ser unánime entre el resto de los integrantes de la Mesa de Enlace nacional.

Pero no todos los que mantienen diferencias con el Gobierno se dejaron ver junto al agro.

El Frente Renovador, la fuerza política que conduce el actual intendente de Tigre, Sergio Massa, a quien las encuestas ubican por encima del precandidato del Frente para la Victoria en la provincia de Buenos Aires, prefirió mantener distancia y no mostrarse en público como aliado del campo. Ni siquiera estuvo su mayor referente agropecuario, el exsecretario de Agricultura de la Nación y exgobernador de Buenos Aires Felipe Solá, ubicado en el cuarto lugar de la lista.

Esa determinación del ma­ssismo de no acompañar en público los reclamos de los productores fue vista en algunos sectores rurales como la de un movimiento político con pocos matices respecto del oficialismo. Un comportamiento que el resto de los opositores pretenden usufructuar en sus discursos de campaña.

Más apretado en las encuestas que hace 15 días en la provincia de Buenos Aires, distrito que históricamente define la elecciones en el país, Massa salió esta semana a pretender diferenciarse del Gobierno.

En el agro siguen de cerca sus movimientos y esperan que las señales sean más contundentes. No para darle su apoyo explícito, sino para comenzar a dimensionarlo como el opositor que lidere el frente de cambio que reclama el sector.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *