4 de agosto de 2013 14:01 PM
Imprimir

Apuesta informática a la trazabilidad olivícola

Ocho empresas de Catamarca, La Rioja y San Juan ya cuentan con el software desarrollado en San Juan por técnicos del Programa de Gestión de Calidad y Diferenciación de los Alimentos -Procal II- junto al Ministerio de la Producción local y la Unlar.

El nuevo ‘software olivícola‘ permite a los empresarios registrar el flujo de información desde el ingreso de la materia prima, su transformación, finalizando con su envasado y expedición en los procesos de elaboración tanto de aceite de oliva como de aceitunas en conserva.

Desarrollado por técnicos argentinos del Programa de Gestión de Calidad y Diferenciación de los Alimentos -Procal II-, del Ministerio de Agricultura de la Nación junto a la Secretaría de Agricultura del Ministerio de la Producción de San Juan, la Universidad Nacional de La Rioja Unlar- y empresas agroindustriales de Cuyo; ya está en plena expansión en cuanto a su utilización.

El mismo fue diseñado por los técnicos Mauricio Pérez de San Juan con la colaboración de Manuel Cancino de Buenos Aires. Al respecto Pérez indicó como objetivo del proyecto desde el Procal ‘el poder registrar la trazabilidad descendente o aguas abajo. Esto es, saber de forma precisa dónde están los lotes de productos a lo largo de la cadena de suministros para los fabricantes‘.

‘También la trazabilidad ascendente o aguas arriba, es decir, poder seguir exactamente el origen de la mercancía y los procesos por los que ha pasado antes de llegar al punto final, para distribuidores‘, indicó.

Beneficiarios

Según informaron desde el Procal Cuyo, esta herramienta informática ya fue instalada en las empresas elaboradoras de aceite de oliva y/o aceitunas en conserva Olivícola Pedernal SRL, Tío Yamil SA, Alsusaci SA, Seis Marías SA de la provincia de San Juan.

En La Rioja, ya está en uso en las plantas de la UNLaR en la localidad de Catuna y en la empresa Hilal Hermanos de la localidad de Aimogasta.

José Hilal de la empresa Hilal Hnos. SRL y presidente de la Cámara Olivícola de La Rioja, relató que ‘$50 mil es aproximadamente el costo del diseño y desarrollo de un software por empresa en el mercado riojano. Por eso valoramos este aporte del Ministerio de Agricultura de la Nación‘.

En Catamarca el soft instalado en el Grupo Indalo con unas 2.300 hectáreas de olivos en la localidad de Pomán y en la Planta Modelo de investigación de la Cooperativa 12 Olivos Ltda. en la Colonia del Valle Central de esta provincia. Esta última es una fábrica de la Universidad Nacional de Catamarca, entregada en comodato en julio pasado a la Cooperativa.

La ‘Planta Piloto de elaboración e investigación de Aceite de Oliva‘, se encuentra ubicada en el Parque industrial ‘El Pantanillo‘ de la localidad de San Femando del Valle de Catamarca, equipada con tecnología de última generación, siendo por sus características única en toda América Latina. La misma surge del proyecto CFC/100C/08 ‘Creación de una planta piloto de demostración y capacitación para mejorar la calidad de aceite de oliva en América Latina‘.

Es financiado por el Fondo Común para los productos Básicos (CFC), con sede en Holanda, en conjunto con la Universidad Nacional de Catamarca. De este proyecto participan además la FAO, BERCI International Consulting y CNR-IVALSA (asesor técnico). El monto total del Proyecto ascendió a U$S 2.100.000 aportando el CFC U$S 1.600.000 y la Universidad U$S 500.000.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *