6 de agosto de 2013 17:47 PM
Imprimir

Escándalo en FAA: Denuncian que Buzzi pactó con Olmedo la creación de filiales truchas en Salta

La agrupación "La Netri" asegura que en Salta se crearon 24 filiales que garantizarían el triunfo del buzzismo en las próximas elecciones. Alfredo Olmedo habría puesto a disposición dinero y punteros para el armado. A cambio, el diputado se aseguraría que la entidad federada no se oponga a los desmontes. "No tengo absolutamente nada que ver", respondió Olmedo

En los últimos días comenzaron a correr fuertes rumores en el seno de Federación Agraria (FAA) que indican que el presidente de la entidad, Eduardo Buzzi, se asoció con el diputado salteño y empresario agropecuario, Alfredo Olmedo.

Los rumores, luego convertidos en denuncia, fueron impulsados por los máximos referentes de la agrupación “La Netri”, una línea opositora al buzzismo que lideran Juan Manuel Rossi, Esteban Motta, Alfredo Caminetti y Ana Bárcena.

La Política Online accedió a mails internos de FAA en los que se menciona que el supuesto pacto con Olmedo tuvo como objetivo la creación de 24 filiales truchas en la provincia de Salta para mantener el armado de poder en el norte del país.

Según contaron a este medio varias fuentes que conocen de cerca el tema, Olmedo habría puesto a disposición del armado de Buzzi a Carlos Robetto, un puntero político salteño que inscribió a centenares de personas en las nuevas filiales federadas.

“Esta gente se inscribió en las filiales de FAA porque desde el partido Salta Somos Todos -cuyo principal referente es Olmedo- les prometieron que recibirán dinero, proyectos y todo tipo de beneficios”, comentó una de las fuentes consultadas.

Al parecer, Robetto, de buenos lazos políticos con el gobernador Juan Manuel Urtubey, habría dispuesto alrededor de 5 millones de pesos para la creación efectiva de dichas filiales salteñas (dinero que aparentemente proviene de arcas estatales).

En tanto, el objetivo político de Buzzi es controlar ese circuito electoral de cara a las próximas elecciones en FAA en las que buscará ser reelecto por décima cuarta vez consecutiva tras su fallida aspiración política partidaria en Santa Fe.

Del mismo modo, a partir del control de las filiales en Salta, Buzzi también podría asegurarse conspirar y/o silenciar a dirigentes zonales críticos de su gestión, como el caso de la directora del distrito 15, Ana Bárcena.

Pero, ¿cuál sería el objetivo de Olmedo de apoyar a Buzzi? En este sentido, lo que remarcan las fuentes es que el diputado salteño se asegura de esta manera que la entidad federada no se oponga –al menos visiblemente- a los desmontes en la provincia.

“Esto es claramente un acuerdo político de dinero, estructura, punteros y gente, a cambio de silencio. Ambos se necesitan, uno para hacer negocios y el otro para mantener poder territorial”, señalan los opositores a Buzzi.

En Salta, según denuncia Greenpeace, desde la sanción de la Ley de Bosques en 2007 se deforestaron más de 350.000 hectáreas, de las cuales unas 100.000 se encuentran en zonas protegidas (todo a causa de la expansión de la frontera agrícola/ganadera).

“No tengo nada que ver”

El diputado Alfredo Olmedo reaccionó ante la publicación de LPO y desmintió tener un vínculo con Eduardo Buzzi o Carlos Robetto. “No tengo ningún tipo de relación con ellos. No lo conozco a Buzzi, me lo cruce dos veces en la Sociedad Rural, no tengo ni el teléfono”, enfatizó.

Además, aseguró no conocer a Robetto. “Yo no tengo un solo puntero en toda la provincia”, indicó. “Tampoco tengo nada que ver con los desmontes, yo no desmonto nada”, agregó. 

El imperio Olmedo

Como sea, lo cierto es que el aparente acuerdo entre Buzzi y Olmedo generó un alto grado de malestar en FAA dado que el diputado nacional se ubica en las antípodas de lo que debiera representar la entidad federada.

Para tener una idea, la familia de Olmedo produce soja en más de 110.000 hectáreas en Salta, Santiago del Estero, Formosa y La Rioja. De esta forma, Alfredo Olmedo padre –que tiene tres aviones- es el máximo productor individual de soja del país.

Pero el dato es que en los últimos seis años la familia Olmedo logró duplicar la cantidad de tierras en su poder (algunos dicen, a través de muy buenos “negocios” con el Estado salteño).

Así, el Grupo familiar factura más de 50 millones de dólares con la soja que vende a las exportadoras. “Cuando Alfredo padre era joven, se compró su primer avión y se dedicó a sobrevolar Salta para elegir qué campos iba a comprar”, cuentan desde su entorno.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *