25 de julio de 2011 20:07 PM
Imprimir

Analizan ampliar a cinco años veda de caracol rosado

MEXICO : De acuerdo a estudios, indican que la especie, cuyo nombre científico es Strombus gigas, está a punto de desaparecer.

Ante el grave peligro de extinción del caracol rosado, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), podría ampliar a cinco años la veda del molusco en la entidad.

El pasado 1 de mayo dio inicio la prohibición y ante el peligro en que se encuentra la especie, tres cooperativas: "Andrés Quintana Roo", "Banco Chinchorro" y "Langosteros del Caribe", solicitaron a principio del mes de julio que se aumente el período de veda a cinco años.

De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el análisis de esta petición se encuentra en manos de la Sagarpa, aunque con el apoyo de la Comisión Nacional del Pesca (Conapesca).

María del Carmen García Rivas, directora de la Reserva del Baco Chinchorro, dijo que está en análisis para extender la veda por cinco años y no solamente tiene que ver con la petición de las tres cooperativas pesqueras o porque no se logra capturar la cantidad permitida por los pescadores, sino porque se han realizado estudios científicos que indican que la especie cuyo nombre científico es Strombus gigas, está a punto de desaparecer.

Independientemente de esos estudios, García Rivas aseguró que "visualmente cualquier persona que haya conocido Chinchorro rápidamente detecta la disminución del caracol".

Consideró que las instancias involucradas deberían reforzar las acciones de vigilancia contra los comercios, distribuidores, pescadores y consumidores, que violenten la normatividad en la materia.

Según las estimaciones de la Semarnat, anualmente los pescadores furtivos capturan alrededor de 50 toneladas del molusco, sin embargo legalmente en el 2010 solamente se autorizaron 4.5 toneladas en el Banco Chinchorro.

Hace 30 años se obtenían de forma lícita 300 toneladas anuales de esta especie en el Área Natural Protegida (ANP).

De esta actividad sobreviven unas 120 familias de la zona sur de la entidad. Tras la veda las personas que mantengan existencias de caracol rosado o blanco deberán registrar sus inventarios ante la Sagarpa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *