27 de julio de 2011 10:04 AM
Imprimir

Pasamos un invierno bastante cómodo en el campo de recría de Tierras Coloradas

URUGUAY : Un correcto manejo de los animales a comienzo del otoño, más la buena producción del año pasado en Corrales de Abasto de fardos, praderas y cebada, "nos permite estar relativamente tranquilos", dijo el responsable de los campos de recría de Paysandú, el doctor Carlos Pepe. A escasos días de ingresar al mes de agosto, "lo bueno de los campos de basalto es que comienzan a mover temprano, por lo que este año pasamos un invierno bastante cómodo".

Recordó que en el Campo de Recría de Tierras Coloradas –kilómetro 117 de Ruta 26-, “entregamos las vaquillonas para parir en la primavera, en tanto estamos en plena inseminación. La misma se hace sobre 690 animales, con un porcentaje de celo muy bueno hasta ahora, por lo que esperamos confiados que todo se desarrolle normalmente”. Sostuvo que en dicho campo “estamos muy bien de pasto, porque la dotación invernal ha descendido al entregarse las vaquillonas preñadas, por lo que miramos con optimismo el futuro”.
Al subrayar que “estamos bastante bien”, lo expresó en el sentido que en los últimos años, “las preñadas a parir en primavera se entregan antes, para que no nos incida la baja oferta forrajera del invierno con muchos animales. De ahí que al entregarlas en mayo, logramos tener una carga menor, y poder atender mejor a las categorías de vientres que se están inseminando como las más chicas que entraron en el otoño”.
Los temporales de julio con lluvias torrenciales y las importantes heladas, lleva a que se resienta un poco la situación, “pero desde hace unos años que estamos haciendo una apuesta fuerte a la suplementación”, dijo Pepe. El año pasado Corrales de Abasto –campo de la zona de San Francisco–, produjo una importante cantidad de fardos y praderas, además de cebada que “estamos utilizando en estos momentos, por lo que la situación forrajera está bien. Es más, normalmente no hacemos entrada de invierno, pero en el caso de algún productor que nos planteó la necesidad urgente al haberse quedado sin comida, aceptamos algunas vaquillonas que entraron en estos días”, manifestó.Machos
En algún momento se tuvo un “plan carne” en el cual algún productor pagaba con vaquillonas, indicó el médico veterinario al referirse a la posibilidad de cambios en la forma de pago. En cuanto a los machos, “estamos estudiando alguna fórmula pero en especial en el caso de productores chicos, no necesariamente para productores medianos o grandes, porque el campo precisa un nivel de circulante para pagar los insumos que se generan todos los meses”.
En el caso de los pequeños productores, “la idea es tomar como parte de pago los machos, y con las directivas de las gremiales lecheras, vamos a ver si sacamos para los próximos meses alguna fórmula que permita que los productores no tengan que pagar mensualmente con la leche, sino llevando machos por parte de pago, compensando que la estadía sea sin cargo mensual”.Cambios
Carlos Pepe mencionó con satisfacción el ingreso de productores nuevos, “a pesar de la contra de algunos tambos que se han cerrado, además de las exportaciones de ganado Holando en pie, que genera una fuerte presión por la venta de vaquillonas”. Entiende que si bien puede ser una buena salida y es hasta un servicio para el productor, “complica el manejo interno”.
De todas maneras resaltó que la última salida, “tanto la del otoño como la de primavera ha sido muy buena, con la gente quedando conforme y nosotros satisfechos por el recambio de vaquillonas

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *