27 de julio de 2011 07:09 AM
Imprimir

Instaron a apicultores a producir más propóleos

Es un producto con un gran potencial, debido a sus numerosas propiedades, pero no se elabora a gran escala.

En un encuentro que reunió a productores y técnicos del Inta de Faimaillá y Salta, se esbozaron los avances de la incipiente actividad apícola en el NOA, además de instar a inclinarse por la producción de propóleos. En Jujuy los productores buscan organizarse y el apoyo para lograr una sala de extracción que les permita mejorar la comercialización de miel.La jornada estuvo encabezada por integrantes del Inta Famaillá (Tucumán), Luís Maldonado, Gustavo Cabrera, Gerardo Genari y Virginia Salomón; del Inta Salta, la técnica para el grupo El Milagro de Cambio Rural en Jujuy, Patricia Castillo, y uno de los productores organizadores, Renán Soraire, realizándose el encuentro en un salón de la Dirección Provincial de Desarrollo Ganadero.
"Estamos desarrollando el tema del propóleos, que es un producto de la colmena que generalmente no es utilizado, tiene un aprovechamiento muy bajo pero que en contraposición tiene una potencialidad muy alta", afirmó el ingeniero químico del Inta Famaillá, Luis Maldonado.Destacó su potencial para la industria alimenticia, cosmética, farmacéutica, veterinaria, y supone un recurso que se produce en las colmenas de los apicultores que no suele ser aprovechado porque no hay mercado, y que no se desarrolló tampoco porque los apicultores no lo producen.
Por ello instó a los apicultores a producir propóleos, para lo cual les explicó algunas pautas para lograrlo correctamente, detallando los métodos para producir, cosechar, conservarlo, procesarlo y qué productos se pueden hacer a partir de el.
La idea es mejorar la competitividad en el sector, buscando que también logren una mejora de sus ingresos, asumiendo que se puede hacerlo como producto desarrollado aunque estimó que llevará un largo proceso lograrlo.También buscó mentalizar sobre el tipo de productos que el apicultor tiene entre manos, cuáles son sus atributos, si pueden variar de acuerdo a la flora disponible, las potenciales aplicaciones y en función de qué.
Es que el propóleos tiene propiedades antioxidantes, antimicrobianas, antitumoral, antinflamatoria, pero con basamento científico que cuentan con un soporte de investigaciones científicas, y que devienen de su origen.
Consideró que aunque existe producción artesanal de propóleos, pero lo ideal es tener recaudos para evitar problemas como los que sucedieron años antes, por lo que planteó cuidados para su calidad y evitar que incorpore contaminantes.Por ello el especialista estimó que los compradores requieren generalmente volúmenes grandes, y es a lo que se apunta, asumiendo que podrían comenzar asociándose y acopiando material.
"Toda la República Argentina tiene una potencialidad muy grande en la producción de propóleos, que es incipiente", expresó asumiendo que la zona productora específicamente de propóleos suele ser la de Cuyo, Mendoza y San Juan, y de Buenos Aires, donde se desarrolló. De hecho recordó que recién en el año 2008 fue incorporada al Código Alimentario Argentino.
Explicó Maldonado que al no haber reglamentación, y tras un problema que hubo con el propóleos decayó mucho el comercio de ese tipo de proyectos. Pero, luego del 2008 se incorporó en el Código Alimentario Argentino, y se definieron cuáles son los productos que se pueden elaborar, y toda la normativa de análisis de control del proceso.Sostuvo que debido a que el mercado está empezando a demandar mayor cantidad de productos, desde el Inta buscan que se pueda aprovechar porque en general son productores pequeños con muy poca cantidad de colmenas."No va a ser lo mismo aprovecharlo en forma de un producto desarrollado que como propóleos. Sabemos que es un proceso, pero que obviamente va a comenzar con disponer del producto", precisó el especialista.
Por ello indicó que al tratarse en el NOA de pocos y pequeños productores, pero cuya actividad está difundiéndose, recomendó a los mismos a asociarse para poder avanzar.
Aunque consideró que las provincias están apoyando la actividad apícola, tomada como actividad complementaria en algunos casos y por otras como actividad principal, informó que están apareciendo líneas de créditos, para lo cual es necesario no sólo maximizar la producción sino apelar a la asociatividad.Agromeat

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *