27 de julio de 2011 14:13 PM
Imprimir

Información actualizada sobre virus transmitidos por alimentos

UNION EUROPEA : La prevención de la contaminación de alimentos es la medida más recomendable, mejor que la eliminación de los virus en los productos ya contaminados.

Los virus transmitidos por alimentos son la segunda causa de alertas alimentarias en la Unión Europea, después de Salmonella. Por ello, la European Food Safety Authority (EFSA) ha publicado recientemente un dictamen donde se recogen las últimas aportaciones científicas sobre este tema, con consejos sobre medidas para controlar y prevenir su difusión en la Unión Europea. Entre otras, el trabajo señala que las medidas de prevención deberían centrarse en la prevención de la contaminación, mejor que en eliminar los virus de los alimentos contaminados.

En 2009, los virus fueron los responsables del 19% de los brotes de enfermedades alimentarias en Europa, con unos mil casos que afectaron a más de 8.700 ciudadanos, y esta situación se ha ido incrementando desde 2007. La comida se convierte en un vehículo para la transmisión de algunos virus a humanos, en algunos casos muy contagiosos y que pueden diseminarse con facilidad.

El trabajo de la EFSA se centró en el novovirus y los virus de hepatitis A en productos cárnicos frescos, comidas preparadas y moluscos bivalvos, que son los que presentan mayores riesgos, según la Organización Mundial de la Salud. El virus de la hepatitis E también se incluyó en el estudio, ya que es altamente prevalente en cerdos de toda Europa, y existen algunas evidencias de su transmisión a través de los alimentos, aunque los casos clínicos registrado en Europa son raros.

Según el panel científico sobre riesgos biológicos de la EFSA, las medidas efectivas para controlar la expansión de estos virus deberían centrarse en prevenir la contaminación en todos los niveles de producción, mejor que en tratar de eliminar o desactivar estos virus en la comida contaminada. En estos momentos, la única medida eficiente para eliminar algunos de estos virus, como el novovirus o la hepatitis A, de los productos cárnicos o de los moluscos bivalvos es la cocción completa. Del mismo modo, la carne o el hígado también deben ser totalmente cocinados para asegurar que las posibles infecciones de hepatitis E quedan desactivadas o eliminadas enteramente.

El trabajo de la EFSA puede consultarse en http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/2190.htm

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *