28 de julio de 2011 08:38 AM
Imprimir

Scioli demoró 4 años para hacer un tibio y mediático pedido por la liberación de trigo

Luego del golpe recibido en las elecciones de Santa Fe, Daniel Scioli salió a reclamarle a Moreno la liberación de 300 mil toneladas, que en definitiva fueron 450 mil para Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Pero nuestra provincia aporta el 60% del trigo del país, el sudoeste bonaerense produce históricamente el 70% y se comporta en un 50% como monocultivo.

En diciembre de 2007, solicitamos al gobernador Daniel Scioli, en un proyecto aprobado por unanimidad en el Senado, que interceda ante el gobierno nacional para que reabra las exportaciones ya que el precio internacional del trigo era de $ 1085 (345 dólares) y los productores argentinos recibían la mitad: $490. De esta manera, quedaban en manos de los exportadores cerca de 800 millones de pesos con los cuales se hubiera podido dar harina gratis para el pan de la mesa de los argentinos por 4 años.

En ese momento el precio del pan era de $2,50 el kilo, hoy el precio internacional del trigo es de 260 dólares y el pan vale 10 pesos. Es decir, el trigo bajó 25% y el pan subió el 400%. A este contexto, hay que agregarle que la situación empeoró con una política de restricciones a la exportación y de cuantiosos subsidios a los molinos que según la Oncca son de $3.771.093.250,49 y el pan sigue aumentando para al consumidor.

Luego del golpe recibido por el gobierno en las elecciones de Santa Fe, Daniel Scioli salió a reclamarle a Moreno la liberación de 300 mil toneladas, que en definitiva fueron 450 mil para las provincias de Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires –no sabemos por qué se excluyó a Córdoba-. Buenos Aires aporta el 60% del trigo del país, la región que me toca representar produce históricamente el 70% y se comporta en un 50% como monocultivo.

Daniel Scioli demoró 4 años para hacer un tibio, demagógico y mediático pedido. No alcanza. Es solo el 12% del trigo en existencia y el 3% de la producción nacional.

Hoy la apertura de las 450 mil toneladas beneficia a los exportadores que compraron a un valor bajo y exportan con un diferencial de por lo menos 50 dólares. Nuestra región del sudoeste es la más perjudicada, ya que al ser casi cultivo único, los productores están obligados a vender (cuando encuentran compradores) y a su vez se maneja políticamente, ya que funcionarios de rango político elaboran listados en las que señalan a quiénes favorecen y a quiénes no.

Nuestra exigencia es que deben liberarse urgente las exportaciones de trigo para el presente y para el futuro, dando previsibilidad para la siembra. El consumo es de 500 mil toneladas mensuales. El Estado debería comprar y/o subsidiar el consumo interno a través de la entrega a los molinos.

La gestión agropecuaria de Daniel Scioli al frente de la Provincia es la peor del período democrático, la situación de los productores trigueros no da para más.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *