13 de noviembre de 2009 14:28 PM
Imprimir

INAC e INIA trabajarán para reducir las pérdidas en carne

El Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) y el Instituto Nacional de Carnes (INAC) acordarán en los próximos días la creación de un programa para asegurar la calidad de la carne, con el fin de reducir las millonarias pérdidas que ocurren en distintos eslabones de la cadena cárnica del país, sea en los animales o en los procesos.

La información fue revelada el martes pasado durante la presentación de las publicaciones de la 2ª Auditoría de la Cadena Cárnica Vacuna y Ovina del Uruguay, que se cumple cada cinco años y que impulsan ambas instituciones.
Fabio Montossi y Enrique Fernández, del INIA, y Ricardo Robaina, de INAC, recordaron la importancia de estas acciones al considerar que las pérdidas anunciadas el año pasado para el ejercicio agrícola 2007/2008 fueron de US$ 65 millones en carne vacuna y US$ 1,1 en carne ovina.
Si bien las cifras representaron una baja importante con respecto a la auditoría realizada en 2002, del orden del 28% en vacunos y del 50% en ovinos, es claro que hay que seguir trabajando, porque hoy las pérdidas anuales que tiene el país superan la impactante cifra de US$ 65 millones, sostuvieron los funcionarios.
Robaina explicó que los trabajos de auditorías han dejado una importante premisa: la de poder medir y así mejorar los problemas de calidad detectados.
“Pero lo más importante que dejó fue que reunió a todos los sectores para hablar libremente, en discusiones muy productivas y de muy alto nivel, sobre los defectos que se encuentran y qué se puede hacer”, agregó Robaina.
Opinó que el funcionamiento de ese mecanismo constituye uno de los resultados más relevantes que han dejado estas dos auditorías realizadas en el país.
Robaina destacó que en el último taller de la auditoría los distintos agentes del sector solicitaron que INAC e INIA adoptaran la decisión de crear lo que “denominamos Programa Nacional de Aseguramiento de la Calidad, que consiste en, vistos los defectos de calidad y estudiando cuáles son las maneras de solucionarlos, empezar a desarrollar un programa a nivel de todo el país y de todos los sectores de la cadena”.
Explicó que la idea es “dar motivo, difundir cómo es la manera de reducir esos defectos, trabajar en conjunto no solo INIA e INAC, sino con las demás instituciones como el SUL, el Plan Agropecuario, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y otras instituciones vinculadas al sector, en un esfuerzo de red con el fin de lograr un producto que tenga la calidad asegurada”.
Robaina resaltó que para llegar a ese objetivo obviamente hay que trabajar desde el primer eslabón, “desde la genética, la cría y luego con todos los sectores vinculados en los distintos eslabones de la cadena cárnica”.
Según lo previsto, en los próximos días representantes de INIA e INAC firmarán un acta de intención y los técnicos están comprometidos para que en marzo de 2010 esté pronto el proyecto y a partir de abril se pueda empezar a trabajar.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *