29 de julio de 2011 00:42 AM
Imprimir

Preocupa al campo impacto de posible default de EE.UU.

El riesgo de que el Gobierno de Estados Unidos entre en default pone en alerta al mercado financiero que opera con los commodities agrícolas. Los analistas de granos señalaron a este diario que aunque el mercado «está muy sano», una crisis financiera más grave afectará el comercio y los precios.

El analista de la corredora Panagrícola, Ricardo Baccarín, dijo ayer a este diario que «los granos no serían refugio de nada. Todo lo que sea una crisis financiera no es muy aliado del mercado, porque ante una crisis fuerte se desacelera el comercio». Aunque aún no hubo repercusiones

en el mercado referencial de Chicago, el experto aseguró que «el malestar financiero no es un buen aliado de la suba de precios de los granos». «Una caída profunda no sería una buena noticia para los granos. La gente tiende a cubrirse con metales preciosos pero no con alimentos», tal como se reflejó en la suba del oro las últimas cuatro jornadas.

Baccarín explicó que los inversores «en el último tiempo se habían volcado a los commodities por las fuertes emisiones de dinero, pero una crisis tan profunda tiene un efecto contrario al de hasta ahora». Es que un posible default de Estados Unidos «también afectará al resto del mundo, porque los países demandantes (de alimentos) también se contagiarían», dijo el analista de Panagrícola.

En tanto, el director de la Consultora Agriternd, Gustavo López, se esperanzó en que el mercado de granos vive «una situación muy sana estructuralmente hablando, ya que la producción es buena a nivel mundial y la demanda se sostiene», lo que podría proteger a los granos. Asimismo, aclaró que existe «una producción muy ajustada con una reducción fuerte de stocks» lo que empuja los precios al alza.

Como sustento protector del «mercado sano» en el caso de los granos «el debilitamiento del dólar aumenta la capacidad de compra a países demandantes tradicionales», explicó López.

Lo que preocupa en cuanto a los commodities agrícolas es el aspecto financiero de la crisis, que también tiene a Europa en el ojo de la tormenta, dijo un importante comprador de granos. «La incertidumbre es a dónde se va el inversor. Hay muchas posiciones tomadas en maíz pensando que va a seguir siendo rentable. Pero en cuanto a lo financiero hay que ver si los especuladores que no son del sector, se van o se quedan», reflexionó el experto.

Los precios de los granos «están un 30 por ciento por encima del año pasado, en general», señaló López, una tendencia que se mantiene a pesar de los problemas climáticos de Estados Unidos, uno de los principales países productores de trigo, maíz y soja.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *