29 de julio de 2011 10:10 AM
Imprimir

Temen que un caracol invasor llegue a la costa marplatense

Investigadores del Conicet y el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero descubrieron la existencia de caracoles asiáticos en las aguas del Río de la Plata, que se están extendiendo por el Partido de la Costa y por países linderos como Uruguay. Este caracol fue la principal causa del colapso de varias pesquerías de ostras y mejillones en el mar Negro, y está afectando la biodiversidad de las costas bonaerenses.

Un informe del Conicet explica que el caracol asiático ?Rapana venosa? se alimenta de moluscos bivalvos, en especial mejillones, ostras y almejas. Se lo detectó por primera vez en el estuario del Río de la Plata en 1998, y se cree que llegó mediante el agua de lastre de los buques comerciales provenientes de Asia o del mar Negro.

Este visitante indeseado come almejas que constituyen el alimento de varias especies de peces de importancia comercial, entre ellos la corvina rubia, Micropogonias furnieri, uno de los principales recursos económicos de la región. También se alimenta sobre bancos de mejillones en las zonas marinas adyacentes y esto ha afectado su abundancia no sólo en nuestras costas sino también en el país vecino del Uruguay. Además de las posibles implicancias económicas, podría estar alterando la biodiversidad de las comunidades marinas y estuarinas de la región, lo que podría generar un cambio en las cadenas alimentarias del Río de la Plata y zonas marinas adyacentes. Actualmente el caracol invasor se encuentra en todo el estuario del Río de la Plata, y se está expandiendo a las zonas marinas adyacentes.

En el lado uruguayo se lo puede ver hasta Punta del Este, y en las costas argentinas se encontraron caracoles Rapana adultos hasta Mar del Tuyú, y puestas de huevos hasta Cariló. Según el autor del estudio, doctor Diego Giberto, existen fuertes sospechas de que ya estarían cerca de la ciudad de Mar del Plata, pero esto resta ser evaluado.

Los estudios sobre el impacto de esta especie invasora en los ecosistemas de la región son realizados por Giberto, con la colaboración de la los doctores Claudia Bremec, Agustín Schiariti y Laura Schejter, todos ellos investigadores del Conicet en el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras del Conicet-Inidep.

Fenómeno

¿Qué es una especie invasora? Se trata de organismos cuya introducción y/o propagación fuera de sus hábitats naturales ponen en peligro la diversidad biológica.

La dispersión de las especies generalmente está limitada por barreras resultantes de una combinación de características fisiológicas, de movimiento, reproducción y alimentación; así como también por accidentes geográficos tales como océanos, ríos, montañas, desiertos, etc. Otra limitación se da en la presencia de depredadores naturales que mantiene sus poblaciones en un equilibrio con el resto de las integrantes del ecosistema. Este equilibrio se rompe cuando una especie es transportada hacia regiones donde no se encuentra naturalmente.

La gran mayoría de las introducciones de especies invasoras se relaciona con el transporte marítimo comercial, que las lleva en las comunidades de organismos que viven incrustados en las partes sumergidas de los buques o bien en el agua de lastre utilizada para mantener la estabilidad de los buques comerciales cuando están descargados.

Mediante interacciones biológicas como la competencia, depredación o alteración del hábitat, las especies invasoras pueden generar cambios muy importantes en la composición y funcionamiento de los ecosistemas nativos. Así, las especies introducidas tienen un profundo impacto no sólo biológico sino también económico y cultural.

Los daños causados por las especies invasoras también se pueden agravar por el cambio climático, la contaminación, la pérdida de hábitat y otras perturbaciones inducidas por el hombre.

Qué se sabe de Rapana venosa

El caracol asiático Rapana venosa es una especie con amplia tolerancia a las variaciones ambientales y puede encontrarse en aguas de baja salinidad y también marinas. Tiene gran capacidad para alimentarse de presas nuevas en los ambientes invadidos. Fue identificado como la principal causa del colapso de varias pesquerías de ostras y mejillones en el mar Negro, donde dispuso de alimento en grandes cantidades, lo que en combinación con la falta de depredadores naturales determinó que su población creciera de manera desmesurada y causara grandes cambios en el ecosistema. Actualmente el caracol es explotado comercialmente en el mar Negro, y es exportado hacia Asia para su consumo.

Se detectó por primera vez en el Río de la Plata en 1998, y se cree que llegó mediante el agua de lastre de buques comerciales provenientes de Asia o del mar Negro.

Las investigaciones sobre esta especie en el Iimyc-Inidep abarcan desde estudios básicos sobre su biología hasta la posibilidad de desarrollar una pesquería artesanal en el estuario del Río de La Plata. Los estudios se llevan a cabo mediante trabajos en las zonas invadidas (campañas oceanográficas a bordo de los buques de investigación del Inidep) y trabajos experimentales. Para ello, el instituto cuenta con una cantidad importante de acuarios en los que se llevan a cabo diferentes experiencias sobre reproducción y alimentación, estudios sobre su posible aplicación pesquera artesanal como medio de control y actividades de concientización y divulgación en las comunidades costeras.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *