2 de agosto de 2011 12:04 PM
Imprimir

Frigorífico con antecedentes pone en peligro estatus sanitario del país

PARAGUAY : Hace menos de un mes, Senacsa suspendió al frigorífico "Carpe Diem SA" la exportación de carne a Rusia, a raíz de la detección de salmonella en cortes vacunos vendidos a ese país. Pero otra partida posterior, de 100.000 kilos, para el mismo mercado, fue rechazada por contener la peligrosa E. Coli. Así, la citada industria pone en jaque el estatus sanitario de todo el país.

La industria cárnica local se vio sacudida ayer por la información de que una partida de 100.000 kilos de carne paraguaya fue rechazada por las autoridades sanitarias de Rusia luego de que se detectara la presencia de la temible la E. Coli (bacteria que puede producir la muerte en seres humanos).   

La noticia, divulgada por medios oficiales rusos y recogida por ABC Digital, señala que la bacteria fue constatada por profesionales en el puerto ruso de Vladivostok, según informó Vitaliy Salenko, gerente adjunto de la delegación regional del Servicio Federal de Vigilancia Veterinaria de Rusia, de acuerdo a lo publicado por el  portal oficial gubernamental “The Voice of Russia”.

La información cayó como “balde de agua fría” para las autoridades sanitarias nacionales que a tempranas horas nada sabían al respecto. Sin embargo, el mismo presidente  del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), doctor Daniel Rojas, señaló más tarde  que si bien hasta ahora no han recibido ningún comunicado oficial del servicio veterinario ruso, extraoficialmente se dio a conocer que un cargamento de carne propiedad de la firma Carpe Diem SA fue rechazado y está de retorno hacia nuestro país. Los datos fueron proporcionados por el gerente de Carpe Diem SA, un tal Gómez, quien no quiso precisar los motivos del rechazo.

Antecedentes

Es importante señalar que la firma Carpe Diem SA, propiedad del alemán Gerhard Hans Bauser, cuenta con frondosos antecedentes de irregularidades (ver infografía). Pero lo más  reciente es el envío de cortes de carne vacuna con salmonella (otra bacteria nociva aunque menos peligrosa) al mismo país, es decir a Rusia. Por esa razón ya el 7 de julio, el Senacsa suspendió a esta industria la exportación de carne al citado país. Sin embargo, las 100 toneladas de carne  con E. Coli cayeron el 20 de julio pasado, aparentemente de partidas que salieron antes de la suspensión.

Representantes de la industria de la carne coincidieron en que  Carpe Diem pone en riesgo el estatus sanitario de todo el país.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *