2 de agosto de 2011 00:15 AM
Imprimir

Abonos verdes, mejoran la agricultura orgánica

MEXICO : La Paz, Baja California Sur.- "El uso de abonos verdes incrementa y mantiene la fertilidad en la práctica de la agricultura orgánica", afirman investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS).

Adriana Solano Nava, egresada de la carrera de Administración de Agronegocios de la UABCS, realizó un estudio sobre el uso de abonos verdes en la agricultura orgánica, como parte de su memoria de titulación, dirigida por el doctor Félix Alfredo Beltrán Morales, profesor-investigador del departamento académico de Agronomía de la UABCS.

Aunque dijo que se pueden utilizar un número considerable de especies vegetales como abonos verdes, las tres familias de plantas más utilizadas son las leguminosas (frijoles, garbanzos, chícharos, lentejas, etcétera), las crucíferas (mostaza blanca, nabo, rábanos, etcétera) y las gramíneas (avena, centeno, habas, etcétera).

En su investigación, Solano Nava señala que el uso de abonos verdes es viable y económico para aportar nutrimentos y mejorar las propiedades de los suelos. Esta es una práctica agronómica importante que utiliza las plantas (especialmente las leguminosas) como abono, rotación, sucesión y alternancia de cultivos. La fertilización de los cultivos en la actualidad se basa en el uso de productos químico-sintéticos que no benefician los contenidos de materia orgánica ni las propiedades físicas de los suelos, lo que ocasiona la disminución de la retención de humedad, el deterioro de la estructura y la disminución de la permeabilidad, entre otros.

Los fertilizantes y pesticidas, manifestó Solano Nava, deben ser usados en las cantidades adecuadas para que no causen problemas. "En muchos lugares del mundo su excesivo uso provoca contaminación en las aguas cuando estos productos son arrastrados por la lluvia. Esta contaminación provoca eutrofización de las aguas, mortandad en las diferentes especies marinas y otros seres vivos, así como daños en la salud humana. Debido a lo anterior, se propone el uso de abonos verdes, entre otros abonos orgánicos, pues es factible ecológicamente para el ambiente y la producción orgánica de cultivos, ya que contribuye al mantenimiento de una diversidad biológica."

Cuando hablamos de "abonado en verde", expresó Adriana Solano, hacemos referencia a la utilización de cultivos de crecimiento rápido, que se cortan y se entierran en el mismo lugar donde han sido sembrados y que están destinados especialmente a mejorar las propiedades físicas del suelo, enriqueciéndolo con materia orgánica, además de que ayudan a activar la población microbiana del suelo.

Finalmente, Adriana Solano Nava señaló que con el uso de abonos verdes es posible recuperar la fertilidad del suelo, proporcionando un aumento en el contenido de materia orgánica, de la capacidad de intercambio catiónico y de la disponibilidad de macro y micronutrientes; asimismo incrementa la formación y estabilización de agregados, mejora la infiltración del agua e incrementa la aeración. En el caso específico de las leguminosas, se incorpora nitrógeno al suelo a través de la fijación biológica

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *