3 de agosto de 2011 10:01 AM
Imprimir

Una red para la industria pesquera

El Gobierno anunció ayer una reducción de las retenciones a las exportaciones de 34 productos pesqueros procesados. La rebaja regirá durante 180 días. Se trata de derivados de la merluza, el calamar y los langostinos.

A cambio, el sector empresario se comprometió a preservar los puestos de trabajo. La medida que presentaron ayer el ministro de Economía, Amado Boudou, y el subsecretario de Pesca, Norberto Yahuar, entrará en vigencia dentro de dos semanas. Los funcionarios aseguraron que la rebaja no redundará en un aumento del precio local de esos productos. El objetivo es permitir a las empresas que puedan capear la caída de los precios internacionales y la contracción de la demanda, fundamentalmente española. A mediano plazo, el Ministerio de Agricultura pretende lograr la apertura de nuevos mercados en países como China y Corea del Sur.

La medida entrará en vigencia dentro de dos semanas. Los derechos de exportación de distintos productos procesados de merluza pasarán de 10 a 5 por ciento. La misma rebaja registrarán los derivados de langostinos y en el caso del calamar las retenciones caerán de 10 a 2,5 por ciento. “Tomamos esta medida para acompañar al sector por 180 días a la espera de ver cómo evolucionan los precios internacionales y la demanda”, sostuvo Boudou, quien señaló que “los precios de algunos productos cayeron hasta el 17 por ciento”. En las últimas semanas, empresas que operan en Chubut comenzaron a despedir a trabajadores. La medida apunta a sostener la rentabilidad empresaria y preservar los puestos de trabajo.

Según precisó el subsecretario de Pesca, Argentina exporta el 95 por ciento de su producción pesquera. En 2010, las ventas externas alcanzaron los 1330 millones de dólares. El año pasado ingresaron al fisco alrededor de 100 millones de dólares en concepto de retenciones, una cifra pequeña si se la compara con la recaudación que generan los commodities agropecuarios.

España es uno de los principales destinos de la producción pesquera argentina y las industrias más importantes del sector son propiedad de capitales españoles. Yahuar consideró que la medida no impactará sobre los precios locales de esos pescados, debido a que el valor en las pescaderías argentinas supera al de las góndolas europeas.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *