3 de agosto de 2011 10:16 AM
Imprimir

Campos: precios suben en dólares 100 por ciento en 10 años

El valor creciente de la tierra agrícola, que en la última década subió en el país más del 100 por ciento en dólares, excede la coyuntura y «sería más estructural», evaluó ayer un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Estación Experimental Perga-mino.

El organismo destacó en su último informe sobre el mercado de granos que «también se impulsó el precio de alquiler de la tierra, con la expansión del cultivo de soja».

La tendencia alcista en el precio de los campos es aún más acentuada para algunos cultivos, como muestran estudios de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), citados por el INTA, según los cuales el valor de una hectárea de tierra para producir maíz creció un 120 por ciento en la última década, a unos u$s 15 mil.

Aceleración

El informe menciona también datos de las principales firmas inmobiliarias, como Compañía Argentina de Tierras (CAT), Nordheimer, y otras, para las cuales el aumento de valor de las tierras agrícolas «se aceleró abruptamente en los últimos años».

«En las mejores regiones de Buenos Aires y sur de Santa Fe, las tierras valían u$s 10 a u$s 12,5 mil la hectárea y aumentaron entre un 20 por ciento al 30 por ciento en un año», puntualizó el INTA Pergamino.

A la vez, para las tierras ubicadas en la denominada zona núcleo agropecuario del país (sur de la provincia de Santa Fe, sudeste de Córdoba y norte de Buenos Aires), «los precios crecieron, pero la oferta es muy limitada porque, además, son considerados buenos refugios para la inversión de capital».

«Las proyecciones mundiales de los alimentos mostraron alzas crecientes de los precios, alentadas por una gran demanda y una lentitud de la oferta para regularla», analizó el organismo.

En ese contexto, y pese al incremento reciente de la productividad agrícola, «para aumentar la producción que el mundo requiere se nece-sita mayor área y mayor rinde».

El fenómeno de altos precios agrícolas, indica el INTA, «es parte de una tendencia que ha valorizado las tierras de Europa, Estados Unidos y también de Sudamérica, como Brasil, la Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia».

En casi todos esos países «las inversiones impulsaron los precios de las tierras, de la mano de la alta rentabilidad que ofrece el negocio agropecuario», explica el informe.

Proyecciones

Añade que las regiones que más ofrecen posibilidad de expansión de áreas agrícolas corresponden a Sudamérica y a Sudáfrica, según las proyecciones mundiales, ya que en el resto del mundo las posibilidades son bajas o requieren de «altísimas inversiones».

Ante el mayor consumo de alimentos, sostiene el trabajo, «la expansión agrícola sería una respuesta de corto plazo y la de rindes de mediano a largo plazo», pero en el ínterin, la demanda e alimentos «ha llevado a una presión productiva sobre las tierras disponibles en el mundo».

«Como parte de este fenómeno, la Argentina, tradicional agroexportador mundial, se ha convertido en un foco de inversiones locales e internacionales en procura de posesión de la tierra», concluyó el informe.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *