5 de agosto de 2011 10:10 AM
Imprimir

Negocio del agro con sus aristas más oscuras analizaron con fiscal

CHILE : Se le informó de bochornoso caso de empresa que adulteró humedad en muestra de trigo, lo que debió rectificar ante la evidencia.

Más de dos horas duró la reunión del fiscal agrícola Francisco Bravo con los agricultores de la zona, donde   se analizó el negocio  “que tiene tantas esquinas oscuras”, como mencionó durante el encuentro el dirigente Carlos González. La actividad se efectuó  en la Asociación de Agricultores de Ñuble, con participación del seremi de Agricultura, José Manuel Rebolledo, y la directiva en pleno que encabeza Fernando Serrano, además de un representante de la pequeña agricultura.Durante la reunión se pusieron sobre la mesa gran parte de las malas prácticas  que permiten el mercado imperfecto y con pocas regulaciones, donde hay muchos oferentes y pocos compradores de productos, y la colusión y el abuso parecen ser habituales.Francisco Bravo partió explicando que el acercamiento tenía como objeto conocer de primera mano los problemas que enfrentan los agricultores de la zona. Explicó que la Fiscalía Nacional Económica abrió una sección especial para la agricultura, y que se cuenta con todas las facultades que ofrece la legislación para investigar irregularidades del ámbito económico, “incluyendo escuchas telefónicas, allanar empresas y hacer registro de archivos y computadores, previa aprobación de la Corte de Apelaciones”.La Fiscalía, dijo, “tiene dos opciones de acción, ya sea por denuncia directa (que incluso puede ser con reserva de identidad) o por oficio”, es decir que la entidad, teniendo conocimiento de una situación irregular, investiga por su cuenta. El procedimiento implica una investigación previa, que puede dar pie a un proceso, si los antecedentes lo ameritan. Esto implica citaciones a declarar y una investigación profunda. Agregó que “desde hace un par de meses, se cuenta con la posibilidad que la denuncia se estampe a través de Internet en la página www.fne.gob.cl”.Para facilitar el trabajo,  una denuncia formal debe considerar una descripción detallada de los hechos, especificando las circunstancias particulares del mercado local, como otras opciones de venta y las características propias de la zona, y adjuntando la mayor cantidad de antecedentes que se puedan constituir en pruebas (como documentos, lugares donde se reúnen empresarios que se coluden, parentescos entre compradores de un mismo rubro, etc.).
PrimitivismoEl presidente de los agricultores, Fernando Serrano, comentó al fiscal que a su juicio gran parte de la labor investigativa deberá ser con la modalidad “por oficio”, ya que señaló que en Chile “el primitivismo del mercado agrícola es tremendo. Hay unos pocos cultivos con contrato, como la remolacha y la achicoria, la leche de más atrás, pero con una entrega cautiva… el resto es primitivismo”. Además agregó que hay otro mercado que funciona bien: el de las ferias ganaderas, donde por lo general no hay problemas, aunque no es lo mismo en las ventas directas a las plantas ganaderas, donde no hay lo que se podría comparar con un precio de pizarra, igual para todos.El dialogo fue derivando hacia los distintos rubros y sus problemas. Las frutas y hortalizas, sin un mercado formal; los granos, en especial el trigo y el maíz, con manejos muy cuestionables de colusión de los compradores, maniobras como importaciones intencionales para intervenir a la baja los precios; prácticas de “dumping” del “retail” agrícola, como supermercados que venden carne bajo los precios de costo como anzuelo para otras compras, o carne extranjera que compite en precios con la chilena, pero no con las exigencias internas de la tipificación. O la concertación en los mercados de los precios de fertilizantes, que en Chile son manejados por tres empresas.
En evidenciaOtro tema grave es la falta de transparencia en el tema de muestreo de granos para determinar calidad o humedad. En este aspecto se puso un ejemplo que ha sido el comentario de los agricultores de la zona de este año y que dejó en evidencia a un gran comprador de maíz. Al productor se le recibió el producto como si tuviera 20% de humedad, pero éste llevó la contramuestra a Cotrisa de Los Ángeles para que se la analizaran y se comprobó que el producto sólo tenía 18% de humedad, por lo que el agricultor exigió que se le cancelara lo que correspondía. Ante la amenaza de la denuncia y exposición pública, el comprador debió rectificar.En este punto, señalaron,  urge la aprobación de la ley de muestras y contramuestras, en la que se habla desde hace tiempo que hay avances, pero donde no se cuenta aún con la norma.
Las gananciasLos productores señalaron que todos estos temas y otros que están en el canasto de la “ropa sucia” de la agricultura, son los que debe conocer e investigar a la Fiscalía Agrícola, ya que a veces el 20% que puede perder el productor por estos motivos es en ocasiones  el total de la ganancia de un año de trabajo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *