5 de agosto de 2011 12:49 PM
Imprimir

Dicen en el campo . . .

...que tal como estaba previsto y a pesar de la ola de frío polar, a medida que se recalentaran los tiempos electorales lo mismo ocurriría con el humor de los hombres del campo que, vale decirlo, desde hace más de 5 años vienen reclamando correcciones para distintos productos que no se dan, al contrario.

Tal los casos de la leche o el trigo, entre los más emblemáticos, aunque no los únicos. Y, mientras más políticos de distintos partidos se van subiendo a la «ola verde» (a la mayoría de los cuales y a sus legisladores no se los escuchó durante todos estos años cuando aumentaban las retenciones, se imponían acuerdos de precios en perjuicio de la producción, se impedía exportar, etc.), los productores vuelven a hacer escuchar su voz en forma de asambleas cada vez más numerosas (cerdos, leche y trigo), o «volanteadas» como la de Entre Ríos. Allí se volvieron a reunir los titulares de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati y de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, quien esta vez le ganó el tema de la defensa de los productores de cerdos, especialmente por la importación de carne de Brasil, al propio titular de la asociación que supuestamente los nuclea, Juan Ucelli (ver aparte).

… que el revuelo -negativo- que levantó la tardía reacción del gobernador bonaerense Daniel Scioli, respecto de la liberalización del mercado de trigo y la posterior asignación de 400.000 toneladas a las cooperativas, amenaza con alcanzar también a otros políticos arribados tardíamente a la movida. La creciente sensibilidad de los productores involucraría además las declaraciones de algunos dirigentes empresarios como las del titular de la UIA, José Ignacio de Mendiguren, aparentemente más favorables a la posición del Gobierno que a la de las entidades productivas («Nadie quiere un cambio de modelo», dijo intentando contraponerse al discurso de Biolcati en la Rural la semana pasada), y hasta las de algunos funcionarios que, por ejemplo, intentaron mostrar como un logro que «sólo» se hubiera incumplido el 10 por ciento de la Cuota Hilton este año. A pesar de lo que sostienen algunos medios, es la 5a vez que se totaliza el codiciado tonelaje desde 2006, habiendo quedado sin colocarse en Europa desde entonces más de 19.000 toneladas de las autorizadas. Y esto sin mencionar las veces que se agregaron cortes mucho más baratos (con la consiguiente pérdida para el país, los frigoríficos y los ganaderos) para achicar el volumen en déficit. El titular interino de CRA, Juan Goya, no tardó en reaccionar con un comunicado en el que se sorprende por lo que él entiende es «jactarse de un incumplimiento».

… que, mientras se esperan ahora los resultados de las elecciones en Córdoba, y Eduardo Duhalde, Hermes Binner, Ricardo Alfonsín y Elisa Carrió, entre los más activos, siguen con las recorridas por las entidades del campo y pueblos más emblemáticos del interior, no son pocos los comentarios de diversa índole que se escuchan en las reuniones. Por un lado, la situación de la economía internacional y las oscilaciones de los mercados agrícolas que, por ejemplo ayer, tuvieron un fuerte y alarmante retroceso. Simultáneamente, se siguen sumando datos sobre miembros de La Cámpora que acceden, sin concurso, a cargos de alto rango en diversas reparticiones del sector que van desde el INTA al Senasa, por mencionar sólo alguno, y que también acrecientan el malestar, en este caso, interno en los propios organismos de gobierno. En igual sentido, también otras actividades extrapampeanas se van sumando a la protesta, tal el caso de la fruticultura que, se dice, está en pie de guerra ya que no pueden exportar debido al «atraso» del dólar. «Estamos igual que en la convertibildiad. Para cubrir los costos crecientes necesitamos más dólares y eso saca a la fruta del mercado internacional», se quejan. Algo similar dicen, por lo bajo, los fabricantes de maquinaria agrícola, aunque con otros condimentos. El hecho es que en este sector hubo datos de organismos oficiales que hablaban de u$s 220 millones de exportaciones para este año, pero parece que la cifra es demasiado «optimista». «Con mucha suerte podríamos arañar los u$s 150 millones, aunque lo más seguro es que apenas nos acerquemos a u$s 100 millones», reconocen desmintiendo así totalmente las versiones oficiales.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *