6 de agosto de 2011 11:33 AM
Imprimir

Rusia suspende a dos frigoríficos paraguayos en confusas medidas

PARAGUAY : Aunque no existe nada oficial, dos frigoríficos paraguayos figuran con restricciones en la página web del servicio veterinario de la Federación Rusa. Uno es el frigorífico Neuland, que tendrá una restricción temporal a partir del 18 de agosto, aparentemente por envíos de carne con salmonella. La otra industria es Frigochorti, aunque sobre esta no existe ninguna información adicional.

La exportación de carne a la Federación Rusa sigue generando polémica, ya que al oscuro caso de los supuestos 100.000 kilos de carne rechazados por Escherichia coli, ahora se suma la presunta suspensión de dos frigoríficos nacionales que figuran con restricciones en la página web del servicio veterinario ruso.

En efecto, antes que confirmar o rechazar la información emitida por el propio Gobierno ruso, sobre las 100 toneladas de carne paraguaya rechazadas, el servicio veterinario de Rusia sacó ayer un listado de industrias  suspendidas de Austria, Bélgica, Portugal y dos de Paraguay.

Una de esas industrias nacionales es el frigorífico Neuland, que según la información preliminar, extraoficial, habría tenido problemas con una partida de carne con salmonella.

Los datos muy escuetos señalan que esta industria tendrá una restricción temporal para nuevos envíos de carne a Rusia a partir del próximo 18 del corriente.

La otra fábrica que aparentemente está suspendida por el servicio veterinario ruso es Frigochorti, aunque sobre esta industria no existen más datos sobre los motivos ni la fecha de suspensión.

Nada oficial

Sobre el tema consultamos con las autoridades del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) respecto a  la situación de estas dos industrias.

El doctor Hugo Idoyaga, director de Comercio Exterior del Senacsa, confirmó ayer que ambas industrias figuran en la lista de suspendidos del servicio veterinario ruso, pero que hasta ahora no recibieron ninguna información oficial sobre el particular.

“Lo único que se sabe, extraoficialmente, es que Neuland posee restricciones temporales a partir del 18 de agosto. Después más nada”, sostuvo el doctor Idoyaga, quien manifestó que ya para el lunes esperan algún tipo de confirmación del homólogo ruso del Senacsa.

¿Guerra comercial?

Trasladamos también la consulta a referentes del sector industrial, quienes manifestaron su preocupación por la forma con que se maneja un tema tan delicado como es la exportación de carne. No debe de extrañar que este tipo de medidas obedezcan a intereses comerciales de los importadores rusos, como también es posible que los problemas hayan surgido  en el manoseo de las mercaderías por parte de los operadores. Pero nada se puede asegurar mientras no existan informaciones oficiales del servicio veterinario ruso, dijeron las fuentes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *