8 de agosto de 2011 07:10 AM
Imprimir

Fuga de dirigentes en la FAA

Los secretarios de Juventud de la entidad, Esteban Motta, y de Coordinación, Juan Manuel Rossi, renunciaron a sus cargos con fuertes críticas a la actual gestión federada. Hablan de punteros políticos dentro de la entidad.

En una carta dirigida a los miembros del Consejo Directivo Central de la Federación Agraria Argentina (FAA), los secretarios de Juventud, Esteban Motta (foto), y de Coordinación, Juan Manuel Rossi, renunciaron “en forma indeclinable” a sus cargos con fuertes críticas a la gestión actual.

Fundamentaron esa “dolorosa” decisión, como Rossi y Motta lo dicen, en una extensa carta donde no cita a ningún directivo de la entidad en particular.

“Estamos cansados de las calumnias, de las injurias, de los contubernios y de la humillación entre compañeros federados”, resaltaron.

Los secretarios aseguraron que quieren “dirigentes que sean verdaderos conductores del desarrollo en sus territorios, y no meros caudillos o lo que es peor: punteros políticos”.

También desean que “se rompa el pensamiento monolítico y uniforme, que se acepte la pluralidad de ideas, y que el mayor esfuerzo esté concentrado en la defensa de los productores y no en las disputas de poder interno”.

Dicen que los valores fundacionales dentro de la entidad “contrastan con la mezquindad, la hipocresía y la debilidad moral, en que han caído las relaciones interpersonales e institucionales, y que generan una cultura extraña a nuestra forma de ser y de pensar, causándonos una intolerable fatiga moral”.

Rossi y Motta reconocieron que pueden “haber cometido errores” pero que “jamás” han sido “infieles a la causa de la Federación y de los agricultores familiares, por lo cual nuestras conciencias seguirán en paz y convencidos de estar en el camino correcto”.

Y añadieron: “concebimos al complejo federado articulado horizontalmente, con sus servicios y cooperativas siendo parte de un universo integrado, constituyendo un modelo de desarrollo institucional que tenga como centro la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de los pequeños y medianos productores a través de su organización”.

Los coordinadores dijeron que buscan “más democracia, que se construye con participación protagónica de las entidades de base, con trabajo local, territorial, y referentes prestigiosos, donde los dirigentes sean expresión genuina de las bases y no una elite promocionada desde la cúpula”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *