14 de noviembre de 2009 02:12 AM
Imprimir

Duro contra las chinches

La empresa Magán presentó una nueva herramienta para el control de chinches, trips y defoliadoras, plagas recurrentes en el cultivo de soja. Se trata de Galil, un insecticida que -indicó la compañía- garantiza rendimiento, ahorro y cultivos de alta calidad y potencial.

Directivos de Magán expresaron que Galil ha tenido gran aceptación por parte de los productores locales. Asimismo, será próximamente lanzado en Brasil y actualmente está siendo testeado en Estados Unidos, en más de 30 millones de hectáreas de soja.

La empresa asegura que el producto brinda un excelente poder de volteo, mayor control sobre ninfas y adultos y un efecto residual que puede extenderse hasta 21 días. Estas cualidades implican máximo rendimiento y calidad de grano, precisó.

El control de chinches, trips y defoliadoras se basa en la combinación de dos principios activos: Imidacloprid -neonicotinoide-, cuya acción es sistémica y de contacto, y Bifentrin -piretroide-, que trabaja por contacto e ingestión.

Su aplicación puede ser aérea o terrestre. Es ideal para ser empleado en conjunto con fungicidas recomendados para el control de enfermedades de fin de ciclo de la soja, dijo la empresa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *