8 de agosto de 2011 08:09 AM
Imprimir

Los sectores industriales que vienen rezagados

Combustibles, petroquímica, frigoríficos y cueros son los rubros que crecen menos que el promedio.

La foto de la producción manufacturera a muestra que la industria argentina viene creciendo fuerte. Pero la película permite ver matices. Por un lado, que el grueso de la expansión la explican sólo tres sectores. Por otro, que los problemas energéticos amenazan con reducir el crecimiento global al menos en tres puntos porcentuales en el segundo semestre.Según el relevamiento que realiza la Unión Industrial, la producción manufacturera creció 9,2% en los primeros cinco meses de este año. Automotrices, metalmecánica y metales básicos son responsables del 75% de ese aumento. El resto de los sectores industriales se dividen entre los que crecen a la par de la media, como alimentos y textiles, y los que quedan rezagados de este tren. En este último vagón se anotan frigoríficos, químicos, combustibles y cueros. Eloy Aguirre, del Instituo de Investigaciones Económicas de la Universidad del Salvador, sostiene que el freno en el crecimiento de algunos sectores obedece a “restricciones cuantitativas a las importaciones (como la aplicación de las licencias no automáticas), utilización casi plena de la capacidad instalada, debilidad de la demanda interna y externa, aumentos de costos internos y apreciación del tipo de cambio real.” Los componentes de ese combo aparecen en mayor o en menor medida en los sectores rezagados.Un relevamiento de sectoresonline, dependiente de abeceb.com, realiazado especialmente para iEco, determina cuáles son los rubros más complicados: Frigoríficos: en los últimos tres años, el stock ganadero se redujo 14,7%. La combinación de la baja rentabilidad, la limitación de las exportaciones y las políticas tendientes a priorizar el mercado interno determinaron que la actividad se fuera achicando, y así, hoy quedan 47 millones de cabezas de ganado, cuando en 2008 llegaban a 57 millones de vacunos. A comienzos de este año hubo un incipiente cambio de tendencia. “En 2011, se verifica un cambio en el ciclo ganadero a favor de la retención de ganado a partir de una mejora de la rentabilidad por el repunte de precios de ganado en pie, tras la liberalización del precio interno”, apunta abeceb. A favor de esta tendencia jugó el hecho de que el precio del novillo en Liniers aumentara un 53% interanual promedio en los primeros cinco meses de 2011. El valor actual resulta un 150% superior al promedio del mismo período del 2009, mientras los precios al consumidor crecieron por debajo. Los principales cortes de carne vacuna, aumentaron un 40% interanual de enero a mayo, y resultan un 110% superiores a los del mismo período de 2009. Los fuertes aumentos de los precios de la carne vacuna hicieron que los consumidores se volcaran más hacia las carnes blancas. “Esto implica, para los frigoríficos, una pérdida en la rentabilidad”, sostiene sectoresonline .Cueros: en este caso, las exportaciones de cuero curtido (tanto el terminado como el semiterminado) cayeron un 24% en toneladas en los primeros cinco meses del 2011. “Sin embargo, el aumento en el precio promedio de venta, permitió que las exportaciones en dólares se mantuvieran constantes respecto al mismo período del año anterior”, manifiesta la consultora. Petroquímica: la producción cayó un 5% en el primer cuatrimestre. La fabricación de productos e insumos clave como el benceno, isopropanol, estireno, secbutanol y urea bajó en promedio un 18%, según los datos de sectoresonline.Los cortes de energía y los conflictos gremiales en las petroleras complicaron la producción y el abastecimiento de insumos. “Estos factores afectan el uso eficiente de la capacidad instalada ya que los sectores trabajan por encima del 80% de sus posibilidades”. Como resultado, el incremento de las importaciones del año pasado fue del 70%, lo que derivó en un déficit comercial de 1,3 millones de toneladas, el nivel más alto desde el fin de la convertibilidad. Hoy las importaciones representan el 33% del consumo interno, mientras que el promedio de la década del 90 fue del 28%.Combustibles: la producción de las refinerías disminuyó 7,9% en lo que va del año. Esto refleja “el proceso de agotamiento de cuencas existentes y la menor productividad de los pozos”, dice sectoresonline . A la vez, esta merma se potenció con en conflicto de los trabajadores de Santa Cruz que paralizó la producción durante varias semanas. La connsultora destaca que “la menor disponibilidad de materia prima afecta a los eslabones siguientes de la cadena en un contexto de demanda creciente”. De este modo, la actividad de refinación de petróleo marca una caída del 6% acumulada, “lo que se traduce en los problemas de abastecimiento en las bocas de expendio que deben operar con cupos que no llegan a cumplirse. Estos problemas seguirán latentes debido a la extensión del conflicto”, concluye.Las chances de que en el corto plazo estos sectores alcancen al resto son pocas. Aguirre apunta que para evitar la reducción del crecimiento “es necesario recurrir a fuertes inversiones, que a la vez tendrán efecto positivo en sectores complementarios”. El rol de las inversiones es determinante para lo que vendrá “La aparente robustez del sector industrial puede llevar a subestimar los actuales signos de deterioro y dar así una falsa impresión de un funcionamiento correcto”. Desde el estudio Orlando Ferreres y Asociados señalan que “en el primer semestre, la producción ha tenido un buen desempeño. Pese a ello, la tendencia a la desaceleración se mantiene”. Y estiman que pese a haber conseguido un crecimietno del 9%, en el primer semestre, “la producción manufacturera se expandiría 6% este año, ya que los cortes de gas a la industria contribuirían a condicionar aún más el crecimiento".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *