14 de noviembre de 2009 08:27 AM
Imprimir

Brasil  –   Organizaciones reaccionan contra PL que retira rótulo de los transgénicos

Los consumidores brasileros pueden perder el derecho de saber si el alimento que está consumiendo contiene o no ingredientes transgénicos. Esto es así porque ya está en la pauta del Plenario de la Cámara de Diputados el Proyecto de Ley (PL 4.148/2008) que restringe las informaciones sobre transgénicos en los rótulos de los productos que contengan tales componentes.

Para proteger el derecho de los consumidores y productores de alimentos libres de Organismos Genéticamente Modificados (OGMs), diversas organizaciones entregarán el próximo miércoles (18) una "Moción por el Derecho de Saber" a los diputados. De acuerdo con las organizaciones firmantes, el PL 4.148/2008 -de autoría del diputado Luis Carlos Heinze (PP/RS)- "pretende negar el derecho del consumidor a la información sobre la presencia de transgénicos".  Según la moción, el Proyecto de Ley, además de no haber sido discutido con la sociedad, hiere la propia voluntad de los consumidores que desean saber si el producto consumido contiene o no ingredientes transgénicos. Para Andrea Salazar, consultora del Instituto Brasilero de Defensa del Consumidor (Idec), la idea de la moción es alertar a los diputados sobre el rechazo de la población del PL. "Muchas encuestas de opinión muestran que los consumidores quieren saber si los alimentos tienen transgénicos o no", afirma.  El PL de Heinze no obliga la información sobre la especie donante del gen en el embalaje o etiqueta de los productos con OGMs. Además, no obliga el rotulado de alimentos destinados a animales, así como de productos hechos a partir de animales nutridos con raciones conteniendo OGMs. Andrea destaca además el cambio de criterio para saber si hay ingredientes transgénicos o no en el producto. "Lo más grave del PL es que cambia el criterio de detección de productos transgénicos", afirma.La consultora explica que actualmente el principio utilizado para el rotulado es el de la "rastreabilidad", o sea, consiste en el rastreamiento del origen de los componentes del producto final. Sin embargo, el Proyecto pretende cambiar ese criterio, adoptando el de la "detectabilidad", el cual obligaría la indicación de transgénico sólo para aquellos alimentos que, en el producto final, presenten OGMs. El problema, de acuerdo con Andrea, es que muchos transgénicos no son detectables después del procesamiento final, como ocurre en los casos de aceites y margarinas. El recelo de la consultora es que, sabiendo eso y con el PL, las industrias alimenticias desvíen los granos para esos productos, que no serían rotulados. "No quieren que los consumidores sepan cuándo el alimento es transgénico", comenta.Actualmente, la población brasilera todavía tiene el derecho a la información asegurado por el Decreto Federal n° 4.680/03. La medida establece que el producto con un 1% o más de ingredientes transgénicos en la composición debe tener una indicación en el rótulo. Así, los alimentos con OGMs deben traer, en el panel principal, expresiones que informen al consumidor el origen y la composición transgénica. Además, debe contener un símbolo estandarizado que indique el contenido transgénico, representado por la letra "T" negra dentro de un triángulo amarillo.Tal símbolo también es blanco de críticas por el Proyecto de ley en cuestión. Esto porque, según el Proyecto, el símbolo puede perjudicar hasta inclusive la comercialización internacional del producto con ingredientes transgénicos, "ya que Brasil es el único país del mundo que adoptó un símbolo de alerta en productos aprobados para el consumo humano". Además, el PL considera que el símbolo genera una idea de "nocividad" del alimento, perjudicando así la venta. "Esta correspondencia entre el símbolo (triangulo amarillo y letra negra) y el supuesto ‘riesgo’ de consumo afecta la imagen de calidad de los productos, así como, la exigencia del color amarilla genera altos costos de embalaje, ya que muchas veces, ese color no figura en el rotulado usual de los productos", considera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *