17 de agosto de 2011 10:57 AM
Imprimir

Faena de bovinos será de las más bajas desde 2002

Uruguay : Alerta. Industria preocupada al no llegarse a 2: de cabezas

El 2011 será el año con la faena más baja desde la crisis de la aftosa. La Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) aseguró que la caída de la oferta de ganado gordo para faena no pasa por los precios, ni por las señales del mercado internacional.

A mitad de agosto la oferta de ganado preparado para faena no creció, mientras la tonelada de carne bovina exportada por los frigoríficos uruguayos llegó a un promedio US$ 3.941; se valorizó 37,4% frente a igual fecha del año anterior. Todo hace prever que 2011 cerrará con la menor faena de bovinos que se haya registrado desde 2002, cuando Uruguay fue sacudido por la fiebre aftosa.

En 2002, cuando debido a la aftosa se cayeron los mercados para la carne y el abasto pasó a ser el principal demandante, se industrializaron 1.641.855 vacunos -datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes- y este año, seguramente no se llegará a 2 millones de cabezas. Sólo en el primer semestre del año en curso la industrialización de ganado cayó 15,2%, comparado con igual período de 2010.

En los últimos diez años, la mayor faena de vacunos se registró en 2006, cuando la industria procesó 2.588.538 cabezas; aún cuando tuvo lugar la crisis económica de 2008 se mataron 2.213.277 cabezas.

“Estamos observando con mucha preocupación la falta de oferta”, aseguró a El País el secretario ejecutivo de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), una de las dos gremiales de la industria frigorífica.

“Hay quienes dicen que la falta de ganado gordo se debe a la sequía generada en 2009, otros a la exportación de ganado en pie y otras causas, la realidad es que día tras día la exportación de carne de Uruguay se va achicando en volumen, la faena se va restringiendo y esa no es una buena señal para un sector que había apostado en 2005 a un crecimiento en la faena de más de 3 millones de cabezas. Vamos precisamente en la dirección contraria”, reflexionó el ejecutivo.

La reducción de la oferta de ganado gordo se contradice con los precios de la carne en el mercado internacional, donde las cotizaciones, en el caso de Uruguay, siguen subiendo.

“Afortunadamente los valores internacionales de la carne han crecido, tuvieron sólo un período de interrupción durante la crisis económica desatada en septiembre de 2008 y luego retomaron la tendencia alcista. Hoy tenemos valores récord para la carne bovina uruguaya, estamos en precios históricamente altos”, recordó Beleratti.

Con este panorama, para la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF) la reducción de la oferta ganadera “no pasa por un problema de precios, ni por las señales del mercado internacional”, sino por otros problemas.

La preocupación crece cuando no hay señales de mayores cambios de cara al 2012, donde se estima que la oferta también se mantendrá baja. “Pensando en lo que han sido las pariciones y todos esos datos subjetivos que se tienen hoy, daría la impresión de que en 2012 la faena estaría en el entorno de los 2 millones de bovinos”, analizó Beleratti.

Por otra parte, el faltante de ganado gordo provoca que haya más de 2.000 obreros de la industria frigorífica en el seguro de paro total o parcial, según confirmó a El País Luis Muñoz, integrante del gremio de los obreros de la carne. Como muchas plantas exportadoras grandes están matando menos días a la semana, varios operarios están accediendo al subsidio del seguro parcial, mediante el que se les asegura un mínimo de jornales al mes. “Estamos cobrando el 30% de lo que cobrábamos en años anteriores”, aseguró Muñoz.

 El País

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *