15 de noviembre de 2009 06:15 AM
Imprimir

Hay que parar la pelota

La situación es complicada. Las políticas que se vinieron llevando a cabo hasta la fecha conducen a esto: a que los rodeos sean más pequeños, a que haya menos madres y a que cada vez se produzca menos carne.

El consumo argentino alcanza los 70 kg de carne vacuna por año, con lo cual vamos en camino a enfrentar dificultades para abastecer esa demanda. Sería oportuno generar nuevas políticas que, entre otras cosas, pensaran en promover otro tipo de consumo como cerdo, conejo, aves o cordero.Nosotros necesitamos que el ministro de Agricultura asuma las obligaciones y compromisos que tiene que llevar adelante. Concretamente pedimos que se de un sustento importante a la política ganadera, que garanticemos la rentabilidad de la producción, que se fortalezca la ganadería de cría, que elimine subsidios a los mega feed lots. Necesitamos que se fortalezca al pequeño y mediano productor. Nuestro sistema debería parecerse al uruguayo. Los cortes caros representan entre 22 y 28 kg de la media res, esos cortes los pueden consumir los países que están dispuestos a pagar buena plata, eso redundaría en más carne para el consumo interno. Tenemos problemas para alimentar nuestras mesas.Adherimos a la idea de un Estado activo y participativo. No creemos en la libertad del gallinero. Compartimos la idea de un Estado regulador de las distorsiones, pero que esas regulaciones sean a favor de los más chicos. El tema de la Oncca forma parte de las políticas que terminan con los 60 mil pequeños y medianos productores. Queremos políticas activas desde el Estado que garanticen esto. Los que tenemos que ver con la carne, productores y consumidores, debemos unirnos porque esto así, no puede seguirLuis MorenoPresidente Aprocarsa  Asociación de Productores de Carnes Santafesinas Nos pagan $3,5 el kilo vivo de ternero, pero en la carnicería se paga $16,5, en el medio no estamos ni los productores ni el consumidor.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *