15 de noviembre de 2009 19:40 PM
Imprimir

San Juan ejecuta un programa para la fibra y carne de llama

Se han seleccionado animales de buen perfil genético de la puna de Jujuy y se están distribuyendo en productores de Iglesia. Se pretende generar en 20 años 78 mil animales con destino a hilados artesanales de calidad y a consumo de carne. Su pelo es una de las "fibras preciosas" de demanda internacional

Desde hace un año la Fundación Arte y Ciencia y el Gobierno de San Juan vienen trabajando en el "Programa Camélidos de Los Andes" y que pretende revalorizar la producción de la llama, un animal doméstico originario de sudamérica y fué el pilar económico de los incas, sirviendo de sustento, abrigo y transporte.

La provincia tiene condiciones agroecológicas ideales para su reproducción ya que cuenta con 40 mil hectáreas de pasturas naturales por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, principalmente en los departamentos de Ullum, Zonda, Calingasta e Iglesia. De la mano de la tendencia mundial a volver al consumo de productos naturales y renovables, la producción de fibra y carne de llama se presenta como una alternativa productiva de sumo interés para el productor de la región sanjuanina.

La llama, por su temperamento docil y domestico, su formamación estructural dotada de patas con almohadilla que mantiene intacto la estructura de los suelos, sus habitos de pastoreo cuya caracteristica central es el no arrancar el pasto sino cortar su parte superior, se posiciona como un animal que contribuye a la conservación y mejoramiento de los suelos, a la vez que es una excelente oportunidad de inversión en un negocio que en Argentina está en pleno despegue.

El programa pretende contribuir al desarrollo socioeconómico de los pobladores de los valles andinos; integrando los camélidos a las actividades económicas; desarrollando la ganadería adecuada a los ambientes andinos; fomentar y desarrollar artesanías textiles con impronta ancestral; posicionar a la provincia como productora de prendas y carnes; promover el repoblamiento de los camélidos; vincular el programa con escuelas agrotécnicas; fomentar investigaciones sobre recursos naturales; integrar el programa a la oferta turística y fomentar la creación de organizaciones sociales vinculadas.

Hasta ahora se viene teniendo vinculación y cooperacion con el INTA, la Universidad Católica de Córdoba y la Universidad Nacional de San Juan (Museo Mariano Gambier) que asisten y asesoran técnicamente al proyecto. La Municipalidad de Iglesia, el Ministerio de Educación a través de la escuela Agrotécnica Cornelio Saavedra de la localidad de Rodeo y la Cooperativa Ganadera Iglesiana dan apoyo logístico en el Departamento de Iglesia. Los Gobiernos de las provincias de Jujuy y Catamarca asesoran y junto a los Gobiernos de Tucumán, Salta y San Juan conforman la Mesa Regional de Camélidos, foro regional que tiende a solucionar cuestiones del sector y articular políticas similares.

Muy doméstico

Los camélidos se diferencian entre sí como domésticos (llama y alpaca) y silvestres (vicuña y guanaco).

Fueron varias los viajes que realizaron los ejecutantes del programa al norte argentino con el objetivo de observar los distíntos morfotipos de llamas para seleccionar y adquirir animales de muy buena genética. Asi a la provincia llegaron en la primera etapa 56 animales que han sido entregados a productores de Bella Vista, Las Flores, Rodeo y Malimán (Iglesia) y que fueron seleccionados en cuanto a su ubicación en la altura, calidad de pasturas e infraestructura entre otros aspectos.

También se están realizando charlas en Calingasta y ya hay 9 postulantes para criar estos camélidos. El programa tiene previsto entregar 100 animales por año en los próximos 4 años. En 20 años se pretende llegar a 78 mil animales de los cuales 45 mil serán vientres para uso textil y carne. La inversión a realizar será de $ 2.253.000 y generará en ese tiempo un impacto en la economía de 11 millones de pesos.

Se requerirá además de la creación de una estación experimental lugar donde, a partir del manejo de la especies previstas, se pueda realizar investigación y experimentación en cuanto a pasturas, semillas y ambientes presentes en los valles andinos y altoandinos de la provincia.

Carne y fibra

La carne será destinada al consumo humano y la fibra, previa a su hilado, a la confección de prendas realizadas con tecnología y diseños ancestrales.

Se pretende identificar canales de comercialización vinculados en primera instancia con la presencia de la provincia en las diversas presentaciones de promoción turística.

Las prendas realizadas a partir de las denominadas "fibras preciosas" tienen un potencial mercado de interés internacional. A esta posibilidad se agrega el rasgo ancestral que se pretende dar a los textiles con el diseño y construcción utilizando tecnología indígena de la prehistoria sanjuanina rescatando la autenticidad de los motivos que se encuentran representados en los objetos arqueológicos. De esta forma se pretende dar singularidad local a las confecciones que identificaran a la provincia con la prenda.

Existe en la provincia una capacidad textil instalada de excelencia demostrada en los diversos concursos o presentaciones realizadas. Se pretende potenciar esa condición local y ensamblarla con la capacitación textil que se realiza en ámbitos de la educación de adulto existente.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *