8 de febrero de 2014 17:00 PM
Imprimir

Problemas sanitarios complican a los tambos y algunos tiran leche

URUGUAY : Por las lluvias se complica cada vez más la situación en los tambos. En algunas zonas hay productores que tiran la leche, terneros recién nacidos que mueren y problemas de mastitis. En tanto, los cultivos de arroz bajan potencial de rindes.

La seguidilla de lluvias complica a varios rubros agropecuarios y lo que muchos productores aplaudían porque generaba una buena cantidad de forraje en el campo, para muchos rubros, se está transformando en una pesadilla constante.

Entre los rubros más afectados, la lechería está a la cabeza, pues aún los tambos que tienen playa de alimentación (pisos de hormigón y comederos) están teniendo problemas para alimentar al ganado porque los tractores se empantanan y cuesta sacar la comida de los silos. Darío Jorcín, asesor lechero de más de ocho tambos de punta que ordeñan más de 2.000 vacas por día, es uno de los productores que ya tira leche en alguna de las empresas, porque el camión recolector no puede entrar a levantar la producción, ya que hay varios caminos cortados tras las lluvias.

A su vez, el barro provoca un aumento de las células somáticas y con ellas los problemas de mastitis (infecciones en las ubres de los animales en producción). Junto con el aumento de las células somáticas se pierde calidad de leche y suben los costos, porque hay que usar antibióticos para curar los animales enfermos.

“Con tanto barro ya no hay donde poner las vacas”, aseguró Jorcín a El País desde Colonia.

Como los animales llevan más de 20 días sin pisar en lo seco, se están generando problemas de pezuñas y aparecen “vacas rengas”.

Pero si es complicada la situación para las vacas en ordeñe, mucho más lo es para los pre-partos, es decir, las vacas “secas” que están listas para parir en algunos días o en otoño. “Hay que tenerlas cerca y se empiezan a amontonar vacas, los terneros nacen en el barro, se mueren y comienzan las infecciones y los problemas sanitarios”, explicó Jorcín.

En varias zonas hay casos puntuales de mortandad de terneros de partos temprano.

“Afectó mucho el calor de diciembre, muchas vacas abortaron y se adelantaron mucho los partos prematuros. Arriba vinieron las lluvias”, recordó el productor de Colonia. Las primeras lluvias vinieron bien, hubo entre medio días de sol y el barro oreaba, pero luego todo comenzó a complicarse.

“Estamos medio perdidos, porque todo esto está muy difícil”, dijo el asesor lechero.

A nivel de gremiales lecheras, no hay datos puntuales de mortandades o porcentajes de incremento de las infecciones, pero se conocen casos puntuales de predios que la están pasando muy mal y los pronósticos de lluvia no son nada alentadores para los productores.

Arroceros.

A los cultivos de arroz, las lluvias y principalmente la falta de luminosidad, comienza a afectar los rendimientos de las chacras.

“La falta de luz que se arrastras de los últimos 10 días de enero y todo lo que va del mes es complejo para el arroz y está trayendo, seguramente, alguna caída importante en los potenciales del cultivo”, dijo a El País el vicepresidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), Hernán Zorrilla.

“Todos los productores estamos sacando cuentas de cuánto puede ser el potencial de cultivo afectado, pero no hay dudas que se verá afectado el potencial de rendimiento”, sostuvo Zorrilla.

El clima favorece la aparición de hongos, pero encima, hay variedades de arroz que son susceptibles a este problema, por lo que los productores están monitoreando continuamente sus cultivos.

“Por ahora no he tenido reportes de problemas graves de enfermedades importantes”, dijo Zorrilla, pero se dificulta también la aplicación de fungicidas, tanto por tierra, como por aire.

El vicepresidente de ACA dijo que pueden haber cultivos muy complicados en las zonas desbordadas del Río Olimar y del Cebollatí. “Eso puede estar afectando tanto a algunos cultivos de arroz como de soja”, agregó. En estos casos, si las lluvias fuertes continúan podrían llegar a perderse algunos cultivos en ambos granos.

Muchos productores arroceros, para recuperar sus números y frente a costos crecientes, plantaron áreas de soja en rotación con el arroz. Esta es una práctica que viene ganando terreno en los últimos años y que seguramente se mantenga.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *