10 de febrero de 2014 14:09 PM
Imprimir

A lo Moreno, Costa ordenó a supermercados “vaciar” el Mercado de Liniers

El secretario de Comercio busca achicar el poder de compra de la demanda en la plaza porteña.

Preocupado por las cosechas de sus primeros fracasos desde que está en el cargo, el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, decidió dejar de lado sus buenos modales y tomar una actitud un tanto extrema para lograr que baje el precio de la carne.

Sucede que, según pudo saber La Política Online, en la reunión del último viernes -más conocida como “La Escuelita”- el funcionario ordenó a los directivos de las principales cadenas de supermercados del país no comprar hacienda en el Mercado de Liniers por al menos una semana.

De esta manera, Costa busca que los precios de la hacienda en la plaza porteña vuelvan al valor que tenían antes de la devaluación registrada en enero pasado (un 25% menos que ahora) y luego esa baja se traslade finalmente a las góndolas de los comercios minoristas.

La cuestión es que la orden del secretario de Comercio Interior ya tuvo un leve impacto en la jornada del viernes en el Mercado de Liniers, en la cual se vendieron apenas 9200 cabezas (un número bajo para un viernes) con bajas de hasta 20 centavos por kilo para los novillos y el consumo liviano.

En tanto, el propio Costa admitió en una entrevista publicada este domingo en Página/12 que “durante toda la semana que pasó comenzó a revertirse lentamente la tendencia alcista en el Mercado de Liniers y apostamos a que la semana que viene (por esta) continúe así”.

También aprovechó la entrevista con el diario kirchnerista para mandarles un mensaje a los productores. “Algunos ganaderos tienen en la cabeza un tipo de cambio de 11 o 12 pesos todavía, porque miran el blue y no el tipo de cambio real”, les apuntó.

Así las cosas, con la ausencia de los grandes supermercados en Liniers, el Gobierno busca reducir el poder de compra de la demanda en un mercado que, de alguna manera, está intentando recuperar algo de la rentabilidad que la inflación de los últimos dos años licuó en la cadena cárnica.

Como sea, en el sector no deja de llamar la atención que Costa haya dejado de lado sus buenos modales al adoptar un método similar en relación al que utilizaba su antecesor, Guillermo Moreno, para bajar el precio de la carne (aunque Moreno, claro, ha llegado a ir con sus “matones” a Liniers).

La respuesta de los productores

En este contexto, la respuesta por parte de los ganaderos a la jugada de Costa no se hizo esperar. A través de las redes sociales, muchos se convocaron en las últimas horas con el objetivo de no enviar hacienda al Mercado de Liniers durante las próximas jornadas.

“¿Qué esperamos para no enviar hacienda a Liniers?”, preguntó en su cuenta oficial de Facebook el productor y ex presidente de la Sociedad Rural de San Pedro, Raúl Victores. “Los consignatarios, grandes traidores y cobardes”, agregó el combativo Victores.

Lo cierto es que la baja en los precios del último viernes y la ausencia de parte de la oferta motivó a que los ingresos para este lunes se ubiquen en menos de 700 cabezas, una cifra muy inferior a la que suelen registrarse el primer día de la semana cuando se vende un promedio de 2000 animales.

Por último, los productores estarán muy pendientes de lo que suceda el próximo viernes en una nueva reunión de “La Escuelita” en la que Costa prometió realizar un análisis “pormenorizado” de la evolución de los precios en Liniers y en los comercios.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *