10 de febrero de 2014 14:35 PM
Imprimir

Estados Unidos le ganó a la Argentina el primer puesto en la venta de trigo a Brasil

CompartiremailFacebookTwitterEstados Unidos pasó a liderar en 2013 el ranking de proveedores de trigo de Brasil, que durante años le compró a la Argentina el 90% del cereal que importaba. Así lo indica un informe de la Fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI), que explicó que la menor presencia de trigo nacional en territorio […]

Estados Unidos pasó a liderar en 2013 el ranking de proveedores de trigo de Brasil, que durante años le compró a la Argentina el 90% del cereal que importaba. Así lo indica un informe de la Fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI), que explicó que la menor presencia de trigo nacional en territorio brasileño se debe a ?las malas cosechas de las últimas dos campañas, que han repercutido en el saldo exportador?.
El trigo cosechado a fines de 2012 obtuvo un resultado cercano a las 9,5 millones de toneladas de granos, el índice más bajo en más de un siglo. Esto dejó abierta la puerta a la crisis del abastecimiento de pan en el inicio del tercer trimestre del año pasado, antes del ingreso de la nueva cosecha, de 2013.
En ese momento, el gobierno nacional, que había autorizado la exportación de cinco millones de toneladas de trigo, impidió la comercialización de dos millones de toneladas para posibilitar el abastecimiento del mercado interno.
Al mismo tiempo, se prohibieron las exportaciones de harina de trigo, cuando todavía estaba en funciones el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
Con todo, Brasil debió procurarse trigo extra Mercosur, eliminando el arancel del 10% que pesa sobre las compras del producto por fuera del bloque, una herramienta que el país ya había utilizado en el pasado.
Las exportaciones de trigo están controladas desde 2006, cuando el gobierno nacional implantó el sistema de permisos de exportación (ROE) para el comercio del cereal.
Desde entonces, el clima y las restricciones de ventas externas, que impiden la competencia entre los compradores locales (molinos) y la exportación, según dicen los productores argentinos, desmotivaron la siembra y complicaron las cosechas.
El informe del INAI indica que durante 2013 la participación de la Argentina en las importaciones de trigo cayó a 35%. ?De las 7,3 millones de toneladas importadas por Brasil, nuestro país sólo contribuyó con 2,5 millones de toneladas?. El resto fue importado desde Estados Unidos (3,47 millones de toneladas), Paraguay (500.000), Uruguay (400.000) y Canadá (328.000).
Las ventas nacionales de trigo a Brasil podrían seguir cayendo, según anticipa el INAI.
La cosecha que finaliza en el país este año, si bien mejor la situación anterior, no alcanza para revertir la tendencia. La recolección terminada en estos días arroja una cifra cercana a las 10 millones de toneladas de trigo, aproximadamente.
Según el INAI, para la campaña 2013/14, se prevén exportaciones argentinas por 1,5 millones de toneladas y siguiendo las estimaciones de la Compañía Nacional de Abastecimiento brasileña (Conab) de importaciones por 6,5 millones de toneladas ?la participación de nuestro país descendería a un 23%?, concluye el INAI.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *