12 de febrero de 2014 13:13 PM
Imprimir

Central Lanera duplicó un beneficio para carne ovina

URUGUAY : Se trata de un sobreprecio para incentivar la producción

Central Lanera Uruguaya (CLU) duplicó este año el sobreprecio para las razas y cruzas carniceras que participan del Operativo Ovinos 2014, que se ubica en US$ 0,10 por kilo, algo que “es importante para los productores que están haciendo producción de carne ovina intensiva”, dijo a El Observador el vicepresidente de la institución, Alvaro Fossati.

El dirigente resaltó la operativa que se dio a conocer luego del acuerdo con el Frigorífico San Jacinto para fijar las condiciones comerciales básicas para la comercialización de corderos de esta zafra y donde se espera un incremento en las inscripciones.

Destacó además las expectativas de buenos negocios para la carne ovina durante 2014, entre otros motivos por la demanda agregada que representará el Campeonato Mundial de Fútbol de Brasil que se realizará a mediados de año.
“Es una expectativa que tenemos los productores y que puede jugar un papel importante en la conformación del pre
cio”, acotó.
Fossati valoró la operativa de CLU como un negocio atractivo, estable y de bajo riesgo, con servicios de apoyo a la producción.

Resaltó también otros beneficios como los US$ 0,05 por kilo para quienes hayan cumplido con el 100% de los corderos que inscribieron. Se trata de una actualización conveniente que hace una diferenciación de aquellos productores que han cumplido con sus compromisos asumidos con el operativo en sus diferentes etapas, lo cual es relevante si se considera que el negocio se hace con contrato con el Frigorífico San Jacinto. 
El operativo tiene adelantos de hasta US$ 40 por cordero inscripto, con un precio base que es de US$ 3,30 el kilo  para enero y febrero; US$ 3,20 el kilo entre marzo y mayo; y US$ 3 el kilo para junio y julio. Todos estos valores se ajustan al productor luego con los precios de embarque.
Por otra parte, los precios entre agosto y noviembre también tienen un básico de US$ 3 por kilo, que luego se ajustan por una cifra promedio, donde el productor como todos los años recibe una reliquidación al final de la zafra.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *