18 de febrero de 2014 12:31 PM
Imprimir

Pese a mayor actividad, el agro expulsó trabajadores en 2013

URUGUAY : Construcción e industria absorbieron personal, mientras que el comercio deshizo empleos.

Los principales indicadores del mercado laboral uruguayo registraron un leve deterioro durante el último año. Sin embargo, ese deterioro no se dio por igual a la interna de los sectores de la economía, ni correspondió en todos los casos con su desempeño en términos de actividad. Algunos sectores pujantes como el agro y el comercio registraron una reducción de personal, mientras que la industria y la construcción, que enfrentan al menos un parate en el crecimiento, absorbieron trabajadores durante el último año.

Al analizar la evolución del mercado de trabajo por sector de actividad, los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), muestran que la mayoría de los segmentos mostraron una expansión de la cantidad de trabajadores empleados respecto al año anterior. De hecho, de los 16 sectores relevados por el INE, 11 mostraron un crecimiento en sus planillas, mientras que los restantes cinco registraron un deterioro. Las caídas más significativas se registraron en el servicio doméstico, el comercio y el agro.

En particular, el empleo agrícola registró un deterioro de 5% en el número de trabajadores contratados. El sector tuvo un peso de 8,3% en el promedio del año en la estructura del mercado laboral, lo que implica que 225.100 uruguayos trabajaban en el agro. La participación en el total de empleo tuvo una caída de medio punto porcentual respecto al año anterior.

El proceso de caída de la participación del agro en el total del empleo no comenzó en el último año. En 2011 el empleo agrícola ocupaba a 10% de los uruguayos empleados en el país, con lo cual en dos años el número de ocupados en el agro acumuló un deterioro de 15,8%. Se trata del sector que más se contrajo de entre los 16 relevados por el INE. La caída en el empleo agrícola no se condice con su evolución en términos de actividad. De hecho, en el último año el agro explicó por completo el crecimiento de las exportaciones. Según datos del Banco Central (BCU), las ventas al exterior del rubro agricultura, ganadería, caza y actividades de servicios conexas registraron un incremento de 16,6% durante en 2013, en comparación con igual período del año anterior.

Sin embargo, ese crecimiento se concentró en las colocaciones en el rubro cultivos en general y horticultura, que registró un crecimiento de 19% en el último año, compensando la caída de 13,3% en la cría de animales. El crecimiento de las actividades agrícolas se explicó principalmente por un aumento de 34% en las exportaciones de soja, según datos de la agencia Uruguay XXI, con una variación positiva de 35,5% en el volumen colocado, principalmente con destino a China.

La agricultura trae aparejada una menor utilización del factor productivo trabajo respecto a otras actividades agropecuarias, como la ganadería. Eso lleva a que el crecimiento de la actividad en el sector no tenga un correlato en términos de creación de puestos de trabajo.
Otros sectores que mostraron una caída significativa en el último año fueron el comercio y el servicio doméstico. En el caso del comercio, pasó de concentrar 18,7% de la población empleada a 18,4% durante el último año, con una reducción de 0,9% en el total de trabajadores del sector. Si bien el consumo del sector privado redujo su ritmo de crecimiento en el último año, se espera que haya cerrado el año –las cifras se conocerán recién en marzo– con una expansión algo mayor que el 4% proyectado para la economía.

En el caso del servicio doméstico, la caída del último año fue de 5,7%. Los tres sectores se caracterizan por tener un fuerte peso en la estructura del mercado laboral, pero concentrar mano de obra de escasa calificación. Es posible que esa mano de obra haya sido absorbida por otros rubros que mostraron una expansión de su planilla durante el último año, principalmente la construcción y la industria.

En el caso de la construcción, hubo un crecimiento de la población empleada de 4,6% respecto al promedio de 2012, a pesar del fuerte freno previsto en el crecimiento del sector, debido a la caída en el número de obras de vivienda premium –principalmente en Punta del Este y en la franja costera montevideana– y el ingreso a la etapa final de la construcción de Montes del Plata.

En la industria, el crecimiento del empleo fue de 1,5% en el último año a pesar de que la actividad del núcleo duro del sector –quitando Ancap, UPM y Pepsi en zona franca, que a pesar de su tamaño, no tienen un peso de igual significación en el empleo–, creció apenas 0,2% en el período.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *